Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

READI FOR HEALTH — Resultado resumido

Project ID: 320021
Financiado con arreglo a: FP7-REGIONS
País: España
Dominio: Salud, Tecnologías de la información y la comunicación

Impulso a la implantación de la sanidad electrónica en Europa

Un proyecto financiado por la UE ha demostrado que es posible crear un mercado funcional de tecnologías de sanidad electrónica a través de la identificación de las barreras comunes para la adquisición de este tipo de servicios, reuniendo a los principales agentes del sector y poniendo en práctica estas lecciones en cuatro regiones europeas.
Impulso a la implantación de la sanidad electrónica en Europa
El envejecimiento de la población y la prevalencia de enfermedades crónicas son dos factores que están ejerciendo cada vez mayor presión sobre los sistemas sanitarios europeos. Para muchos profesionales de la medicina, adentrarse en la época de la «sanidad electrónica» se ha convertido en una necesidad acuciante, y en consecuencia dar con tecnologías innovadoras supone la mejor forma de racionalizar los costes y proporcionar mejores niveles de asistencia. El proyecto READI FOR HEALTH, financiado por la UE, ha logrado avances importantes hacia la creación de las condiciones necesarias para poner en funcionamiento un mercado funcional de la sanidad electrónica.

Crear un mercado de la sanidad electrónica

«La tecnología puede ayudar a los sistemas de salud a reducir el gasto y ofrecer mejores servicios de asistencia sanitaria, por ejemplo un control más eficaz de las afecciones crónicas con el fin de evitar episodios agudos, la mejora de las decisiones clínicas y la promoción de conductas más saludables», explica la coordinadora del proyecto, Myriam Martín, de TICBioMed (España).

«Cuando se aplican con eficacia, estas tecnologías de "sanidad electrónica" pueden ofrecer unos servicios asistenciales más personalizados y "orientados al ciudadano", lo que resulta más específico, eficaz y eficiente a la hora de reducir los errores y el tiempo de hospitalización. Sin embargo, la sanidad electrónica aún tiene que superar importantes obstáculos para producir los resultados que esperamos de ella».

Martín sostiene que el motivo por el que todavía no se ha conseguido desarrollar un mercado de la sanidad electrónica completamente funcional en Europa no se debe a que no exista la tecnología necesaria, sino a que la adopción de innovaciones es considerablemente más lenta en un sector dependiente de la financiación pública como es este. Además, las empresas de TIC han de colaborar estrechamente con los organismos reguladores, comprender cómo funciona la prestación de servicios sanitarios y valorar la necesidad de proteger los datos confidenciales de los pacientes.

Regiones de excelencia

A fin de abordar esta cuestión, el equipo del proyecto READI FOR HEALTH se centró en reforzar el potencial de innovación e investigación de cuatro regiones pioneras en sanidad electrónica (Murcia, Escania, Oulu y Midi-Pyrénées), permitiéndoles identificar, adquirir e implantar rápidamente tecnologías aplicadas a la sanidad electrónica. Un medio clave para lograr esto ha sido la creación de una red mundial.

Dicha red, que reunió a pymes, legisladores y expertos en tecnología, facilitó los contactos en el extranjero y la inteligencia de mercado, y permitió a las pymes del sector de las TIC identificar y tener acceso a tecnologías prometedoras. Posteriormente, los socios del proyecto respaldaron la puesta en práctica de estas innovaciones y llevaron a cabo evaluaciones económicas.

«Esta red ha contribuido también a sensibilizar a los ciudadanos, pacientes y profesionales de la salud acerca del potencial que tienen las tecnologías de sanidad electrónica con vistas a hacer que las personas puedan gestionar sus dolencias o incluso evitar que aparezcan», comenta Martín. «Hemos demostrado que el desarrollo —y sobre todo la aplicación— de estrategias de sanidad electrónica eficaces requiere el compromiso de los decisores políticos, los líderes en el campo de la asistencia sanitaria y las partes interesadas, que deben compartir todos la misma visión y objetivos».

Una vez identificadas innovaciones adecuadas, el proyecto impulsó asociaciones público-privadas pioneras, así como mecanismos de compra como la contratación precomercial (CPP), para comercializarlas. Los avances de la informática en la nube, los datos masivos y el acceso seguro a la información desde cualquier dispositivo, por ejemplo, se identificaron como tecnologías clave con un valioso potencial para la sanidad electrónica.

Identificar los retos del futuro

«El proyecto también ha mostrado la importancia de tener en cuenta la influencia de factores regionales específicos en la adquisición de las innovaciones», explica Martín. «Por ejemplo, hubo dos grandes oportunidades de contratación para los participantes de la región de Oulu, pero debido a que el contexto normativo es incierto, los municipios no vieron ningún interés en invertir. Existen numerosos obstáculos que impiden que el sector público actúe como un cliente inteligente y bien informado».

Otros obstáculos para la aplicación efectiva identificados en el marco del proyecto fueron las consideraciones culturales, las carencias organizativas y la aversión al riesgo propia del sector público. Abordar estos factores al tratar de abrir oportunidades de negocio para las pymes contribuirá a garantizar que Europa obtenga el máximo provecho de las oportunidades que promete la sanidad electrónica. El proyecto READI FOR HEALTH ha realizado una aportación para la consecución de estos objetivos.

Información relacionada

Palabras clave

READI FOR HEALTH, pymes, sanidad electrónica, contratación precomercial, PCP, CPC, envejecimiento, enfermedades crónicas, TIC
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba