Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Estudio molecular de la angiogénesis

La isquemia crítica de miembros (ICM) es un problema de salud grave que afecta a unos tres millones de personas en Europa occidental. La activación de la angiogénesis en los miembros isquémicos constituye una intervención nueva y prometedora.
Estudio molecular de la angiogénesis
La ICM se caracteriza por falta de riego sanguíneo en los tejidos. La estrategia más común para tratar esta enfermedad es inducir la angiogénesis en estas zonas. Los datos disponibles indican la utilidad terapéutica de las células progenitoras vasculares (CP) para restaurar el riego sanguíneo en el miembro isquémico. Por ello, se movilizaron CP de la médula ósea a la zona isquémica donde participaron en la restauración funcional. Sin embargo, en los estudios ha sido imposible demostrar un beneficio a largo plazo, lo que indica la necesidad de factores novedosos que regulen la movilización de las CP y su integración en el tejido isquémico.

Con este objetivo se inició el proyecto CAPI (Role of cyclophilin A in bone marrow vascular progenitor cell mobilization and recruitment in the angiogenic response to ischemia), financiado con fondos europeos, donde se estudió la interacción del factor derivado del estroma tipo 1 (SDF-1) con el receptor CXCR4 en la angiogénesis. Una molécula de especial interés fue la ciclofilina A (CyPA) que se une al CXCR4 y regula la migración quimiotáctica mediada por SDF-1.

Para describir el papel de la CyPA en la biología de las CP, se trataron CP derivadas de la médula ósea con diferentes concentraciones de CyPA y se observó un efecto dependiente de dosis sobre la migración de las CP. Además, la ausencia de CyPA en las CP reducía considerablemente su capacidad migratoria en respuesta al SDF-1 cuando se comparaba con los controles. Los resultados obtenidos con ratones que padecían isquemia crítica de miembros (ICM) mostraron un aumento de la movilización de CP desde la médula ósea a la circulación periférica tras el tratamiento con CyPA. Al mismo tiempo, la administración del antagonista de CXCR4, el AMD3100, redujo la movilización de las CP, lo que pone de relieve la importancia del eje SDF-1–CXCR4 en la angiogénesis mediada por CyPA.

Los datos sobre los mecanismos implicados en el proceso revelaron que CyPA aumentaba la concentración sérica de SDF-1 y la expresión de CXCR4 en las CP. Todo ello aumentaba la presencia de CP en el miembro isquémico. Además, la CyPA mejoró la neovascularización tras una lesión mediante el aumento del riego sanguíneo en el miembro afecto, la densidad capilar y la longitud de las arteriolas por unidad de volumen.

En conjunto, los resultados del estudio CAPI muestran la utilidad de CyPA como tratamiento para acelerar la angiogénesis en las enfermedades cardiovasculares isquémicas como la ICM. Teniendo en cuenta que, por lo general, la revascularización en pacientes con la enfermedad avanzada es poco eficaz, el tratamiento con CyPA podría constituir una solución alternativa.

Información relacionada

Palabras clave

Angiogénesis, isquemia crítica de miembros, células vasculares progenitoras, médula ósea, SDF-1, CXCR4, ciclofilina A
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba