Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Modelos de drosofila para el estudio de la inflamación intestinal y el cáncer

Unos científicos europeos investigaron las enteropatías, la inflamación y el cáncer.
Modelos de drosofila para el estudio de la inflamación intestinal y el cáncer
La causa de las enteropatías suele ser una infección por microorganismos patógenos que altera la homeostasis del epitelio y causa inflamación y disfunción de la respuesta inmunitaria innata. Aún se desconoce la relación molecular entre la infección, la inflamación y el cáncer.

Teniendo en cuenta que drosofila conserva intactas las rutas de señalización de la inmunidad innata y de la carcinogénesis desde el punto de vista evolutivo, constituye un modelo ideal para el estudio de procesos humanos. En el proyecto INFECTIONCANCER (Identifying genetic and microbial factors that promote intestinal inflammation and cancer using Drosophila), financiado con fondos europeos, se empleó la mosca drosofila para crear modelos de inflamación y carcinogénesis.

En estudios anteriores se descubrió que las bacterias virulentas inducían la apoptosis de los enterocitos y activaban células madre endógenas para reponer la células muertas. En función del acervo genético, este proceso puede inducir la formación y el crecimiento de un tumor. Se analizaron moscas infectadas propensas a la displasia intestinal para genes con diferente expresión que podrían participar en la relación infección-tumor.

Además de los factores genéticos, se descubrió que la alimentación y las bacterias intestinales intervienen en el proceso metastásico. Se observó que los microorganismos intestinales como P. aeruginosa y E. coli interactuaban entre sí y con el huésped para inducir o incluso inhibir la inflamación. Para el estudio de este fenómeno, se describió la composición de la microbiota que inducía (o inhibía) la inflamación y se relacionó con estados patológicos específicos.

Para decidir si estos cambios son realmente el origen de la inflamación intestinal, se evaluó la capacidad de diferentes combinaciones bacterianas para inducir inflamación y causar una enfermedad. De este modo se descubrió que algunas bacterias como P. aeruginosa y E. coli secretaban metabolitos que provocaban inflamación de forma directa.

En conjunto, los resultados de INFECTIONCANCER proporcionan un nexo directo entre la presencia de algunas bacterias intestinales y la inflamación. Si se tiene en cuenta el aumento de la prevalencia de las enteropatías y el cáncer, la información obtenida en este estudio es de gran interés para la práctica clínica y contribuirá al diseño de medidas profilácticas o de intervenciones terapéuticas.

Información relacionada

Palabras clave

Drosophila, inflamación intestinal, cáncer, gen, P. aeruginosa, E. coli, microbiota
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba