Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Los factores responsables del desarrollo del linfoma de células B

Las células B localizadas en el centro germinal (CG) son especialmente propensas a sufrir una transformación neoplásica, fenómeno que conduce a una mayor incidencia de linfomas derivados del CG. La identificación de los factores moleculares que subyacen al desarrollo de estos linfomas mejorará la diagnosis y la terapia.
Los factores responsables del desarrollo del linfoma de células B
El linfoma difuso de células B grandes (LDCBG) es el linfoma derivado del CG más común en adultos y se caracteriza por una heterogeneidad clínica con respecto a la supervivencia y la respuesta a la terapia. En el LDCBG, las células B presentan una expresión aberrante del factor de transcripción FOXP1 (del inglés Forkhead box-P1) que, además, es responsable del comportamiento clínico de este linfoma y de la resistencia al tratamiento. Por tanto, comprender el efecto molecular de la desregulación del FOXP1 en el LDCBG tiene una gran importancia para la estratificación de pacientes y la diagnosis correcta de este tumor.

El objetivo principal del proyecto financiado por la Unión Europea LYMFOXP1 (Role of the transcription factor FOXP1 in B cell function and lymphomagenesis) era analizar el papel del FOXP1 como regulador transcripcional de la función de células B maduras y la linfomagénesis. Para tal fin, los investigadores se propusieron identificar nuevas dianas transcripcionales de la desregulación del FOXP1 en células B y diseñar nuevas estrategias terapéuticas potenciales que actúen de forma específica frente a estas dianas.

Se prestó especial atención a la hiperactivación de NF-kB y a los mecanismos poco conocidos de la inestabilidad genómica en curso observada en el LDCBG. En este contexto, los investigadores desarrollaron ratones que incorporaban diferentes alteraciones genéticas específicas detectadas frecuentemente en el LDCBG humano. Estos llevaron a cabo un análisis de supervivencia y una caracterización molecular y genética de los tumores y compararon estos resultados con datos genéticos y epigenéticos obtenidos en muestras humanas.

En conjunto, el modelo murino para el LDCBG positivo para FOXP1 constituyó un nuevo modelo preclínico válido para comprender mejor los mecanismos patogénicos que conducen al desarrollo del linfoma de células B. Empleando este modelo, los investigadores identificaron nuevos biomarcadores y varias rutas moleculares alteradas en el LDCBG que tienen el potencial para ser aprovechados terapéuticamente. Es más, el descubrimiento del nuevo mecanismo de FOXP1 que contribuye a la inestabilidad genómica abre nuevas vías de investigación y tratamiento.

Información relacionada

Palabras clave

Linfoma de células B, FOXP1, LYMFOXP1, NF-kB, inestabilidad genómica
Número de registro: 190824 / Última actualización el: 2017-01-11
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba