Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La anatomía de un dinosaurio da pistas sobre la evolución de las aves

Un nuevo método de estudio de los fósiles de dinosaurios podría ayudar a desentrañar las causas de las modificaciones físicas que culminaron en la evolución de diversas aves.
La anatomía de un dinosaurio da pistas sobre la evolución de las aves
Las aves descienden de un grupo de dinosaurios denominados terópodos que vivieron hace entre 252 y 66 millones de años. Estos son importantes para la biología evolutiva por la rápida diversificación que se produjo a partir de los terópodos primitivos y dio lugar a multitud de nuevas morfologías y especies.

No se sabe con exactitud qué provocó esta diversificación, conocida como radiación, ni la rapidez con la que evolucionaron las nuevas especies de aves. La iniciativa sufragada por la Unión Europea ERB (The origin of novelties and the evolution of biodiversity during the radiation of birds) tenía por objeto describir la evolución de las distintas partes del cuerpo de los terópodos que dio lugar a las características más distintivas de las aves.

Para desarrollar la habilidad del vuelo fueron precisas modificaciones anatómicas esenciales que pueden observarse en los fósiles de los terópodos, así como de las primeras aves. Sin embargo, la mayoría de los estudios evolutivos contemplan los esqueletos fosilizados como un todo, en lugar de detenerse en cada una de sus partes.

ERB estudió la función de cada parte del cuerpo en la evolución de los celurosaurios, un subgrupo de dinosaurios terópodos entre los que se incluyen los ancestros de las aves. Los investigadores descubrieron que varias partes del cráneo evolucionaron a distinto ritmo en diferentes clados de celurosaurios, siendo el esqueleto facial el que presentaba una evolución más rápida.

Cuando analizaron el resto del esqueleto, comprobaron que algunas partes del cuerpo compartían los ritmos evolutivos acelerados con muchos linajes de aves, mientras que otras habían evolucionado más lentamente. La cintura escapular, las extremidades delanteras, la cintura pélvica y las extremidades traseras evolucionaron rápidamente.

Los resultados de ERB ponen de relieve la importancia de la evolución de las extremidades en la transición de los ancestros de las aves hacia el vuelo. Todos los representantes de los aviales, un grupo de terópodos integrado por dinosaurios voladores, presentaban una diversidad anatómica mayor que la mayoría del resto de clados, la cual alcanzó su punto álgido hace unos 83,6 millones de años.

Determinar la influencia relativa de las regiones anatómicas del esqueleto celurosauriano en la radiación de las aves permite obtener una explicación funcional de la evolución de los rasgos únicos de las aves. Ello a su vez aclararía si la gran diversidad aviar se debe al desarrollo de la capacidad de vuelo o si intervinieron otras funciones anatómicas.

Información relacionada

Palabras clave

Dinosaurio, evolución de las aves, terópodos, radiación, anatómico
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba