Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

DARKMATTERAMS Resultado resumido

Project ID: 304264
Financiado con arreglo a: FP7-PEOPLE
País: Turquía

En busca del origen de la materia oscura

Gracias a un avanzado detector de partículas montado en el exterior de la Estación Espacial Internacional (ISS), un grupo de científicos financiado por la Unión Europea y sus colaboradores han podido recopilar mediciones para averiguar más sobre la materia oscura.
En busca del origen de la materia oscura
El detector se llama Espectrómetro Magnético Alfa (AMS-02) y capta rayos cósmicos que proceden de toda nuestra galaxia. Los rayos cósmicos galácticos son partículas aceleradas por las explosiones de supernovas (estrellas con una masa muy superior a la de nuestro Sol) que colapsan violentamente hacia el fin de su vida.

Entre los rayos cósmicos captados por AMS-02, se encuentran positrones, antipartículas estables de los electrones que proporcionan información valiosa sobre las características de la materia oscura primordial. Un grupo de científicos financiado por la Unión Europea, con sede en la Universidad Técnica de Oriente Medio, en Turquía, participó intensamente en el análisis de los datos de AMS-02.

En el marco del proyecto DARKMATTERAMS (Search for a dark matter signature with the Alpha Magnetic Spectrometer (AMS-02) experiment), contribuyeron a lograr importantes resultados científicos a partir de las observaciones de AMS-02, así como una serie de publicaciones en revistas de gran relevancia sometidas a revisión.

Los datos de AMS-02 mostraron, de forma inequívoca, que existe una fuente activa de positrones en nuestra galaxia. Los científicos no saben si estos positrones proceden de colisiones de la materia oscura o de otra fuente. Sin embargo, todavía se están realizando mediciones que podrían permitir discernir entre ambas hipótesis.

Hasta la fecha, los datos recopilados por AMS-02 se envían prácticamente en tiempo real, junto con el resto de los datos de la ISS, al Centro Marshall de Vuelos Espaciales (MSFC), en Alabama (Estados Unidos). A continuación, los datos sin procesar se redirigen al Centro de Operaciones de Carga Útil (POCC) de la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN), en Suiza.

El equipo de DARKMATTERAMS realizó turnos en el POCC mientras se analizaban las mediciones del AMS-02. Durante el estudio de la fracción de positrones en función de la energía, los científicos hallaron un exceso de positrones en las energías más bajas respecto a las cantidades esperadas, lo cual sugiere que existe una fuente distinta de los rayos cósmicos.

La fracción de positrones presentaba un pico a una energía de cientos de gigaelectronvoltios (GeV), lo cual indica que las observaciones podrían ser compatibles con la existencia de una fuente de materia oscura de positrones, como las colisiones en la materia oscura. El resultado es fascinante y se espera lograr una explicación científica sólida mediante experimentación adicional.

Información relacionada

Palabras clave

Materia oscura, ISS, AMS-02, rayos cósmicos, positrones, DARKMATTERAMS
Número de registro: 190945 / Última actualización el: 2017-01-25
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba