Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Nuevos materiales para el envasado de alimentos

Un equipo de la Unión Europea creó un material biológico con el que controlar las mezclas de gases en los envases de alimentos frescos. Tras la fase de diseño y ensayo, el equipo mejoró el material proteínico lo suficiente como para demostrar su idoneidad para el envasado de frutas y verduras.
Nuevos materiales para el envasado de alimentos
El aire provoca la degradación de las frutas y otros productos alimentarios, pero si se sustituye el aire en el interior del envase por otros gases se amplía el periodo en el que estos productos permanecen frescos. La técnica, denominada envasado en atmósfera protectora, resulta compleja y es necesario conocer al detalle las interacciones que se producen entre los productos y el envase.

El proyecto financiado con fondos de la UE MULTIMAP (A multiphysics approach to optimize modified atmospheres for packaging of respiring food products) desarrolló materiales de envasado biológicos nuevos.

Sus responsables se dedicaron a evaluar la idoneidad de materiales espumados y nanocompuestos biológicos y biodegradables para su empleo en aplicaciones de envasado en atmósfera protectora. Contemplaron el empleo de ácido poliláctico (PLA), un producto ya comercializado, así como películas proteínicas en desarrollo. Compararon además la permeabilidad de ambos materiales en condiciones diversas con la de plásticos utilizados hoy en día como el polietileno de baja densidad y la poliamida (PA6). Los resultados revelaron que las propiedades de barrera de los materiales proteínicos no eran ideales, razón por la que se propusieron varias mejoras que dieron lugar al desarrollo de materiales prometedores.

El equipo científico evaluó la idoneidad de los nuevos materiales con respecto a su empleo en envases de frutas y verduras y comparó las opciones propuestas con otros productos biológicos. El equipo evaluó las dinámicas de gases en los envases y mostró que, al contrario que los materiales proteínicos, los de PLA contribuían a mantener la calidad de los alimentos. Acto seguido mejoraron los materiales proteínicos lo suficiente como para que fuesen adecuados para el envasado de frutas y verduras.

Por último, los investigadores desarrollaron modelos con los que predecir los cambios en el gas introducido en los envases y estudiaron la permeabilidad de los materiales biológicos y microperforados, mejorando de este modo los modelos y generando predicciones más ajustadas.

Los nuevos modelos y materiales de envasado de MULTIMAP podrían ampliar el periodo en el que los alimentos se mantienen frescos y de este modo reducir los desperdicios y aumentar los beneficios.

Información relacionada

Palabras clave

Envasado de alimentos, biológico, materiales basados en proteínas, envases de atmósfera controlada, MULTIMAP
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba