Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Por qué evolucionó el reconocimiento de parentesco en las especies

Unos investigadores europeos han ayudado a resolver un enigma evolutivo mediante el descubrimiento de por qué el reconocimiento y la asociación con individuos emparentados ayuda a las arañas sociales a ser más eficaces a la hora de alimentarse.
Por qué evolucionó el reconocimiento de parentesco en las especies
Las especies que viven al menos parte de su vida en grupos sociales mixtos tienen dos razones fundamentales para reconocer a individuos emparentados en su grupo. Una es evitar la endogamia, y la otra es cooperar preferentemente con aquellos individuos con los que tienen un lazo de parentesco.

Los investigadores del proyecto financiado por la Unión Europea PROKIN (Proteomic explanations for the adaptive significance of kin recognition in subsocial spiders) emplearon arañas sociales como modelo para comprender cómo evolucionó el reconocimiento de parentesco.

Estudios previos han demostrado que las arañas de grupos que incluyen solo hermanos crecen más rápido y alcanzan un mayor tamaño que aquellas de grupos de parentesco heterogéneo. Para determinar por qué cooperar con individuos emparentados parece mejorar su eficacia biológica y supervivencias, el equipo de PORKIN estudió una especie con parentesco heterogéneo denominada Stegodyphus lineatus.

Los investigadores sospechaban que esto podría tener algo que ver con la forma en la que se alimentan conjuntamente las arañas. Mediante esta estrategia de alimentación, varias o todas las arañas de un grupo liberan fluidos digestivos sobre el cuerpo de la presa para disolver sus tejidos antes de alimentarse conjuntamente. En este sentido, es posible que la digestión de la presa sea menos eficaz cuando las arañas no están emparentadas entre sí.

Sin embargo, los investigadores no descubrieron nada en los fluidos digestivos de arañas emparentadas o no emparentadas que pudiera explicar las diferencias en la eficacia de la digestión. Por tanto, estos decidieron determinar si las arañas modificaban su comportamiento en función de si estas se alimentaban o no con individuos emparentados.

Para tal fin, los investigadores llevaron a cabo doscientos experimentos de alimentación en grupos de parentesco homogéneo y en grupos de parentesco heterogéneo de otra especie de araña, Stegodyphus africanus. Los resultados confirmaron que los grupos de parentesco heterogéneo presentan una menor eficacia a la hora de alimentarse, y que esto es debido a la existencia de competencia entre arañas no emparentadas dentro del grupo.

Curiosamente, las arañas no emparentadas cooperaban entre sí hasta que se les suministraba una presa. Una vez presentado el estímulo alimenticio, los individuos de grupos heterogéneos trataban de monopolizar la presa y expulsar a otras arañas que se alimentaban conjuntamente.

Los investigadores concluyeron que los individuos no emparentados son tolerados en un grupo siempre y cuando estos ayuden a obtener el alimento y a ahuyentar a los depredadores. Sin embargo, la relación con individuos emparentados es beneficiosa, ya que proporciona más tiempo para alimentarse mediante la disminución de la competencia entre individuos. Esto ayudaría a explicar por qué evolucionó la capacidad para reconocer individuos emparentados en estas especies.

Información relacionada

Palabras clave

Arañas sociales, PROKIN, reconocimiento de parentesco, grupos de parentesco heterogéneo, eficacia de la digestión
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba