Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

GUT TC PHENOTYPES Resultado resumido

Project ID: 330621
Financiado con arreglo a: FP7-PEOPLE
País: Reino Unido

Los linfocitos T en la enfermedad inflamatoria intestinal

La composición de la flora intestinal y su interacción con el sistema inmunitario del hospedador afectan en gran medida a la salud del hospedador. Determinar cómo la alteración de esta relación puede favorecer la aparición de la enfermedad inflamatoria intestinal tiene una gran importancia biomédica.
Los linfocitos T en la enfermedad inflamatoria intestinal
Una modificación permanente del equilibrio entre la flora intestinal y el sistema inmunitario puede conducir al desarrollo de subtipos de enfermedad inflamatoria intestinal (EII) como la enfermedad de Crohn (EC) y la colitis ulcerosa (CU). Aunque aún no se conoce la etiología precisa de la EII, el consenso es que varios factores genéticos, ambientales, microbianos e inmunitarios están relacionados con esta afección. Varias citoquinas inflamatorias desempeñan un papel clave en esta respuesta aberrante del sistema inmunitario de la mucosa intestinal y el empleo de determinadas moléculas inflamatorias como la TNF-α como dianas terapéuticas ha proporcionado resultados prometedores a la hora de tratar la EII.

El objetivo del proyecto financiado por la Unión Europea GUT TC PHENOTYPES (Regulation of pathogenic CD4 T cell responses in inflammatory bowel disease) era estudiar el papel de los linfocitos T CD4+ patogénicos en la EII y los eventos moleculares que inducen su activación. Para tal fin, los investigadores aislaron linfocitos T CD4+ de donantes sanos y de pacientes con EII y, seguidamente, analizaron su reactividad frente a la flora intestinal y bacterias patógenas.

Los resultados revelaron que los linfocitos T CD4+ reactivos frente a la microbiota presentaban principalmente un fenotipo memoria, presente tanto en la sangre como en el tejido intestinal formando parte del repertorio normal humano de linfocitos T. La presencia de estas células no señalaba necesariamente la alteración de la interacción microbiota-hospedador.

Además, los investigadores descubrieron que la expresión de la citoquina oncostatina-M (OSM) y su receptor era mayor en la EII y que ambos factores promovían la inflamación intestinal mediante la activación de células estromales residentes en el intestino. Curiosamente, en un modelo animal para la EII refractaria anti-TFN, la supresión genética o el bloqueo farmacológico de la OSM redujo significativamente la colitis. Por tanto, la OSM podría servir como un biomarcador potencial y un agente terapéutico para la EII, con repercusiones positivas para pacientes refractarios para el tratamiento anti-TFN.

Teniendo en cuenta el aumento de la incidencia de la EII y su carga socioeconómica, el desarrollo de estrategias terapéuticas eficaces para tratar esta afección es una prioridad de primer orden. Por tanto, actuar de manera específica frente a la memoria inmunitaria que mantiene la inflamación intestinal constituye un nuevo método terapéutico válido frente a la EII.

Información relacionada

Palabras clave

Flora intestinal, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad de Crohn, GUT TC PHENOTYPES, oncostatina-M
Número de registro: 191195 / Última actualización el: 2017-02-22