Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Polarización en el hígado

A pesar de la capacidad inherente del hígado para regenerarse, la insuficiencia hepática constituye un problema sanitario importante en todo el mundo. Para abordar esta cuestión, resulta fundamental entender los mecanismos que regulan la regeneración y la actividad hepática.
Polarización en el hígado
Muchos procesos celulares, como el desarrollo y la actividad tisular, son asimétricos y se basan en la polaridad celular. Para que las células adquieran esta polaridad se crean diferentes dominios en la membrana celular (apical y basolateral) que se encuentran separados por uniones estrechas y adherentes.

La microestructura del hígado depende de la correcta polarización de los hepatocitos y los colangiocitos que recubren las vías biliares. Estas células proceden de un precursor común denominado hepatoblasto, lo que indica que la maquinaria molecular responsable de generar los dos tipos de polaridad es esencialmente la misma. Los datos anteriores sugieren que la morfología polarizada se crea por alteraciones en la activación de rutas específicas clave en respuesta a señales internas y externas.

La polarización del hígado es fundamental para la secreción de la bilis y su actividad global. El equipo del proyecto LIVER (Role of actin-based contraction and scaffolding in hepatocyte polarization, generation of liver-specific microarchitecture and liver tissue functioning), financiado con fondos europeos, se propuso investigar las bases moleculares de la polarización de los hepatocitos. El trabajo se centró en la actividad de la actina para dar forma a la región apical, ya que los filamentos de actina son muy numerosos en la corteza celular situada bajo la membrana plasmática apical de células polarizadas.

Los resultados mostraron que la contracción de la miosina y las tensiones mecánicas no eran responsables de la polaridad del hepatocito. Para identificar las rutas moleculares que intervienen en dar forma al dominio apical de los hepatocitos, se realizó la secuenciación detallada del ARN. Se destacaron varias rutas de interés que podrían estudiarse en profundidad en futuros estudios.

Para la visualización de los mecanismos de polaridad, se empleó la microscopía de iluminación estructurada. De esta forma fue posible observar que los filamentos de actina en la polaridad hepatocítica eran largos, estaban interconectados y mostraban una orientación diferente.

En conjunto, los resultados del estudio indicaron que la regulación de las rutas de corte y coronado de la actina podrían ser responsables de la formación de diferentes estados de polaridad. Se necesitan más estudios detallados para validar esta hipótesis.

Información relacionada

Palabras clave

Polaridad de la célula, hepatocitos, dominio apical, LIVER, actina
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba