Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

EVIDENCE Resultado resumido

Project ID: 608185
Financiado con arreglo a: FP7-SECURITY
País: Italia

Hoja de ruta para la regulación de las pruebas electrónicas transfronterizas en Europa

La aplicación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación a las pruebas utilizadas en los juicios por procesos penales ha revelado que las regulaciones entre los países europeos no siempre están armonizadas. Una iniciativa financiada por la Unión Europea ha presentado un documento de reflexión de cara al desarrollo de un marco jurídico europeo común para el uso, la obtención y el intercambio de pruebas electrónicas.
Hoja de ruta para la regulación de las pruebas electrónicas transfronterizas en Europa
La UE precisa desarrollar formas más eficaces de intercambiar información y pruebas entre los Estados miembros para luchar contra el terrorismo y la delincuencia de una manera oportuna. «Los procedimientos de asistencia jurídica mutua para reunir e intercambiar información, y la solicitud y prestación de ayuda para la obtención de pruebas entre los Estados miembros no se han adaptado a las realidades de una delincuencia como la actual, cada vez más global y compleja», afirma la coordinadora del proyecto, la Dra. Maria Angela Biasiotti, investigadora del Instituto de Teorías y Técnicas de la Información Jurídica perteneciente al Consejo Nacional Italiano de Investigación.

«Para luchar contra el terrorismo y la delincuencia organizada, se necesita un intercambio transfronterizo rápido, seguro y fiable de información de calidad y pruebas electrónicas entre la fiscalía y los cuerpos y fuerzas de seguridad», explica la Dra. Biasiotti. Con el fin de abordar esta cuestión, el equipo del proyecto EVIDENCE (European informatics data exchange framework for courts and evidence) trabajó para materializar un marco europeo uniforme con vistas a la regulación y normalización de la recopilación y el intercambio de pruebas electrónicas.

La investigación que se llevó a cabo en el marco del proyecto dio lugar a varias conclusiones fundamentales. Pese a que no existe un marco jurídico global en la UE, las pruebas electrónicas se emplean cada vez más como pruebas principales en los procesos penales. A los cuerpos policiales no les queda más remedio que manejarse en una maraña de soluciones jurídicas, de protección de datos, de ejecución o técnicas. Las partes interesadas también perciben la necesidad de homologar y profesionalizar a los intervinientes y los entornos donde se conservan, almacenan, analizan e intercambian las pruebas electrónicas.

Investigaciones transfronterizas más rápidas y eficientes

De cara a aportar soluciones para sus conclusiones fundamentales, el equipo del proyecto EVIDENCE elaboró una hoja de ruta que incluye directrices, prácticas idóneas, recomendaciones, normas técnicas y un plan de investigación. Constituye un recurso para que legisladores, autoridades políticas, cuerpos policiales, expertos en análisis forense digital y otros actores sienten las bases para un marco europeo común sobre pruebas electrónicas.

La hoja de ruta identifica una serie de escollos con respecto a la recopilación, conservación, uso e intercambio de pruebas electrónicas desde diferentes perspectivas, y establece diez objetivos estratégicos para sortearlos. Estos objetivos incluían la realización de nuevas investigaciones y la mejora de la aplicación de la ley, la legislación, las políticas, la confianza, las normas técnicas y el análisis forense digital. Se expusieron varias acciones a corto, medio y largo plazo con el propósito de alcanzar estos objetivos.

Otros resultados concretos del proyecto EVIDENCE son una herramienta de clasificación de pruebas electrónicas, un mapa de pruebas electrónicas de actores y un catálogo de herramientas de análisis forense digital. Los investigadores también han elaborado propuestas relativas a un lenguaje y un enfoque estándar para el intercambio de pruebas electrónicas y herramientas para fomentar su uso.

Reunir a los principales actores en el campo del análisis forense digital

Según la Dra. Biasiotti, el proyecto EVIDENCE ya está teniendo repercusión entre sus usuarios finales, contribuyendo a crear la masa crítica necesaria de personas y organizaciones que intervienen en el proceso de gestión de pruebas electrónicas a nivel europeo y mundial. «Hemos sido capaces de generar conciencia, estimular el debate, iniciar el diálogo y, en definitiva, crear una red y una comunidad bien informadas y equilibradas a partir de diferentes disciplinas y ámbitos».

Esta extensa red constituye un «quién es quién» en el campo del tratamiento e intercambio de pruebas electrónicas a nivel mundial. En ella se han integrado las principales agencias de la UE y de todo el mundo, así como organizaciones como Europol e Interpol, además de Eurojust, la unidad de cooperación judicial de la Unión Europea. También incluye a colectivos influyentes, varias empresas europeas de software de análisis forense digital, fiscales generales, jueces y cuerpos policiales europeos, así como proyectos relacionados financiados por la UE.

EVIDENCE se ha asociado con el proyecto e-Codex para crear un programa piloto de intercambio seguro y fiable de pruebas electrónicas en la UE, en línea con la Directiva sobre la orden europea de investigación y el modelo de asistencia jurídica mutua. «Confiamos de verdad en tener la oportunidad de continuar en la línea de los logros obtenidos hasta la fecha y contribuir a la creación de un marco europeo común», concluye la Dra. Biasiotti.

Temas

Safety

Palabras clave

Pruebas electrónicas, delincuencia, EVIDENCE, marco jurídico europeo, análisis forense digital
Número de registro: 191239 / Última actualización el: 2017-02-24
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba