Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Mejora de la cooperación judicial en toda Europa

Los artífices de un proyecto apoyado por la Unión Europea han creado un sistema de entrega electrónica segura al que pueden recurrir los servicios judiciales de toda Europa para gestionar e intercambiar información sobre asuntos civiles, mercantiles e incluso penales. Este recurso ayudará a las administraciones públicas a cumplir la nueva normativa de la UE sobre la entrega de la información de índole judicial.
Mejora de la cooperación judicial en toda Europa
«Ya se habían realizado unos cuantos proyectos piloto a gran escala en otros dominios, involucrando a varios Estados miembros, para apoyar a los servicios públicos, pero no en el ámbito de la justicia —explicó el coordinador del proyecto E-CODEX, Carsten Schmidt, del Ministerio de Justicia de Renania del Norte-Westfalia—. En este ámbito observamos una verdadera necesidad de que se ofrecieran pruebas del funcionamiento de tecnologías que podrían brindar un intercambio rápido y seguro de información judicial entre países».

La movilidad, tanto de ciudadanos como de empresas, dentro de la UE va en aumento, lo que hace que las relaciones y la cooperación entre los distintos sistemas judiciales nacionales sean más complejas. El proyecto e-CODEX hizo frente a esta «complejidad» mediante un uso más inteligente y racionalizado de nuevas TIC que ayudan a ciudadanos, empresas, administraciones y profesionales jurídicos a afrontar situaciones que requieren el recurso a la justicia.

Para lograrlo, el equipo del proyecto desarrolló en mayor medida y ensayó, específicamente en el sector judicial, una infraestructura de transmisión electrónica que había sido iniciada por otros proyectos piloto a gran escala. Según Carsten Schmidt, «una premisa era fundamentarnos en tecnologías desarrolladas en anteriores proyectos financiados con fondos europeos. Otra, asegurarnos de que nuestros resultados pudiesen aprovecharse posteriormente. Proyectos como SPOCS habían trabajado en infraestructuras de transmisión electrónica segura, así que nosotros propusimos aprovechar esa labor para construir una tecnología común de entrega electrónica que pudiese integrarse en aplicaciones seguras». Esa filosofía se ha integrado en e-SENS, un gran proyecto (también financiado por el Programa Marco para la Innovación y la Competitividad, PIC) cuyo objetivo era reutilizar resultados en varios ámbitos para conformar una infraestructura común.

Asuntos civiles y penales

«Pudimos demostrar que nuestro sistema de entrega electrónica es capaz de gestionar información judicial habitual en los asuntos civiles y mercantiles, donde los requisitos de seguridad no son tan estrictos —señaló Carsten Schmidt—. Además hicimos ensayos piloto, con éxito, en algunos asuntos de justicia penal, y corroboramos la posibilidad de intercambiar información de forma segura y fiable en esos asuntos también».

Los asuntos civiles versaron sobre procesos monitorios europeos, procesos de escasa cuantía y registro de empresas. Las pruebas con asuntos de justicia penal demostraron que la infraestructura facilitaba asistencia jurídica transfronteriza, brindaba a la fiscalía información de otros Estados miembros y enviaba peticiones jurídicas electrónicamente para recibir una respuesta inmediata. El proyecto resaltó asimismo que la información enviada y recibida electrónicamente se puede archivar, y también acceder a ella, con mucha más facilidad. Según Carsten Schmidt, «demostramos que se pueden lograr beneficios reales inmediatamente».

Transformación de la justicia en Europa

El proyecto finalizó en el verano de 2016; desde entonces ha estado en marcha un «proyecto puente» destinado a ayudar a las administraciones públicas a implantar la infraestructura de E-CODEX en cooperación estrecha con el programa CEF Telecom. Dada la implantación del Sistema de Interconexión de Registros Mercantiles (BRIS), ya es un requisito legal; es decir, es obligatorio utilizar una infraestructura electrónica para interconectar distintos sistemas judiciales, y en consecuencia en junio de 2017 los países ya deberán tener en marcha un sistema. Ello emana de una Directiva relacionada con los registros mercantiles y de una petición al Consejo Europeo por la que los Estados miembros deseaban establecer un fundamento jurídico que respaldase los resultados del proyecto E-CODEX.

En opinión de Schmidt, «esperamos una actividad explosiva y que a través de esta red se produzcan millones de transacciones legales. Ahora la Comisión tiene un gran interés en implantar esta infraestructura para el ámbito de la justicia penal en todos los Estados miembros». El mencionado «proyecto puente» finalizará en 2018, momento en el que está previsto que se haga entrega de todos los medios técnicos a la agencia EU-LISA, sita en Tallin (Estonia). De ese modo, la infraestructura de E-CODEX seguirá implantándose en toda Europa, trabando vínculos entre sistemas judiciales y mejorando drásticamente la eficacia de los servicios jurídicos europeos.

Información relacionada

Palabras clave

E-CODEX, E-SENS, judicial, EU-LISA, legal, justicia penal
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba