Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Los componentes básicos para la revolución de la administración digital

El ambicioso proyecto e-SENS se ha basado en proyectos anteriores para conformar una infraestructura electrónica genérica que pueda emplearse en una amplia gama de servicios públicos. Facilitar los servicios administrativos digitales y abaratar su implementación resultará positivo para ciudadanos, empresas y organismos públicos.
Los componentes básicos para la revolución de la administración digital
Los componentes básicos de la infraestructura digital ya están a disposición de proveedores de servicios y administraciones públicas, permitiéndoles así generar servicios en línea sin necesidad de crear antes tecnologías propias. Varios proveedores de servicios, entre ellos grandes empresas como IBM y pymes innovadoras, utilizan estos componentes para crear su propio software orientado a los Estados miembros, los servicios públicos y distintas organizaciones. De este modo, se ha creado un mercado nuevo de servicios electrónicos que ya ha recibido calificaciones positivas de usuarios dedicados a todo tipo de ámbitos.

Una Europa conectada digitalmente

«Los servicios digitales difieren de unos países a otros de Europa, lo que plantea diversos obstáculos en lo que se refiere a transacciones transnacionales», explicó el coordinador del proyecto e-SENS, Carsten Schmidt, del Ministerio de Justicia de Renania del Norte-Westaflia (Alemania). «En otros proyectos previos se abordó este tema dedicándose a un único dominio, como la asistencia sanitaria electrónica, la movilidad o los servicios judiciales. El objetivo de e-SENS ha sido reunir los resultados de todas estas iniciativas separadas, romper barreras entre ámbitos y crear componentes de programación que puedan utilizarse en toda una gama de sectores».

Entre los meses de abril de 2015 y marzo de 2017, se pusieron en marcha unos sesenta y cinco pilotos en dieciocho países con el propósito de demostrar la viabilidad de implantar un sistema infalible de identificación electrónica. Para lograrlo se aprovecharon los resultados de proyectos piloto anteriores como STORK, PEPPOL, SPOCS, ePSOS y e-CODEX, en los que se habían creado los componentes técnicos necesarios del Instrumento de Interconexión para Europa, por ejemplo los destinados a la identificación electrónica y la entrega de documentos, entre otros. Así se ejecutaron varios procedimientos administrativos a través de medios electrónicos entre países entre los que se encuentran distintos servicios sanitarios, la constitución de una empresa en otro país y la licitación de contratos en el extranjero.

En ese contexto, la creación de Infraestructuras de Servicios Digitales (ISD) integrales plantea la perspectiva de una inversión muy rentable. De acuerdo con las conclusiones arrojadas por un estudio, solo el impulso al acceso transfronterizo «online» a historiales de pacientes permitirá un ahorro superior a los 36 millones de euros. Según indicó el Sr. Carsten Schmidt, «estos son solo algunos ejemplos de los enormes beneficios que podrán obtenerse».

Cumplimiento de la normativa europea

Otra ventaja fundamental es que las administraciones públicas y los proveedores de servicios que utilicen los componentes de e-SENS en el desarrollo de sus tecnologías de entrega electrónica estarán generando una infraestructura ajustada a los requisitos técnicos del Reglamento europeo relativo a la identificación electrónica y los servicios de confianza (eIDAS). Se trata de una cuestión nada baladí; durante el proceso de preparación de eIDAS por parte de la Comisión Europea, las administraciones públicas señalaron la necesidad imperiosa de implantar un sistema de identificación electrónica sencillo de utilizar, fiable y aplicable en distintos países con el que intercambiar documentos.

Es más, los logros de e-SENS se emplearán en la puesta en práctica a plena escala de servicios financiados a través del Instrumento de Interconexión para Europa, mediante el que ya se están invirtiendo cerca de 970 millones de euros en infraestructuras de servicios digitales en un lapso de siete años. De este modo se generarán servicios transfronterizos conectados para ciudadanos, empresas y administraciones públicas, y será un gran progreso hacia la creación del mercado único digital en Europa.

«El consorcio de e-SENS ha mantenido una comunicación constante con organizaciones como organismos de normalización, grupos dedicados al derecho civil y redes comerciales para informarles sobre estos componentes técnicos y los resultados del proyecto», afirmó Carsten Schmidt. «Ahora queremos ayudarles a aprovechar estas herramientas en sus propios proyectos».

Información relacionada

Palabras clave

E-SENS, CEF, digital, infraestructura, servicios públicos, STORK, PEPPOL, SPOCS, E-CODEX
Número de registro: 191247 / Última actualización el: 2017-03-01
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba