Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Más herramientas para la arqueología preventiva en Europa oriental.

El proyecto CONPRA, financiado con fondos europeos, ofrece tecnologías colaborativas para los yacimientos arqueológicos que suelen despertar intereses contrarios en términos de conservación y desarrollo económico.
Más herramientas para la arqueología preventiva en Europa oriental.
Los proyectos europeos de grandes dimensiones originados a finales de la década de los ochenta como resultado del auge económico constituyeron también (especialmente en los antiguos países socialistas) una oportunidad para obtener una visión integral de la planificación espacial sostenible.

Como reconocimiento de la importancia de la arqueología, el Tratado de Valeta del Consejo de Europa, firmado en 1992, tuvo como objetivo regular la protección del patrimonio arqueológico amenazado por los proyectos de desarrollo. La «arqueología preventiva», como se denomina hoy en día, engloba más del 90 % de toda la práctica europea.

El principal objetivo del ambicioso proyecto CONPRA fue diseñar procedimientos en armonía con la arqueología orientada por el desarrollo. Se trató de ofrecer respuestas adaptadas al entorno económico y tecnológico alrededor de la arqueología, prestando especial atención a las circunstancias de los mercados emergentes, donde a menudo prima el apoyo a los emprendedores y las PYME En el proyecto se abordó la transferencia de conocimiento relativo al trabajo de campo arqueológico sobre técnicas que han demostrado ventajas en términos de eficacia, precisión, tiempo y trabajo.

Transferencia de conocimiento entre socios

El proyecto diseñó un sistema para la transferencia eficaz de conocimiento y experiencia mediante el intercambio de personal entre el sector académico y privado. Cuatro institutos asociados, líderes en diferentes campos de la tecnología digital no invasiva, fueron los encargados de maximizar el potencial de cada uno de los miembros del consorcio. Como expone el coordinador del proyecto, el Dr. Milan Hornak, «no es casualidad que la mayoría de ellos sean los socios ideales para la investigación arqueológica no invasiva (encuestas, teledetección y otro tipo de técnicas de exploración), ya que estas son las técnicas fundamentales para tomar las decisiones finales en las excavaciones. En cierto modo, la prueba final en la arqueología preventiva es un análisis y una toma de muestra adecuada».

VIA MAGNA Ltd. se encargó de estudiar la fotogrametría en 3D en lugares seleccionados con arquitectura «torsal». Terra Verita Ltd. fue la responsable de evaluar conjuntos de datos arqueológicos de grandes dimensiones adquiridos mediante investigación no destructiva con el fin de analizar aspectos como el almacenamiento, la recuperación y la presentación. La Universidad de Liubliana implicó a las pymes en su programa de exploración aérea (en Eslovenia y otras zonas) mientras que la Universidad de Belgrado realizó reconstrucciones virtuales en 3D para estudiar el yacimiento de Vinča, un yacimiento neolítico de diez metros de profundidad de extrema importancia por constituir una prueba del inicio de la agricultura en Europa.

Preocupación por los aspectos locales así como mundiales

El principal resultado de CONPRAN fue la elaboración de manuales gratuitos descargables que incluían datos arqueológicos, experiencias, metodologías y técnicas explorados durante el proyecto. Según el Dr. Hornak, «el público objetivo de estas publicaciones son arqueólogos de ámbito general y en ellas se describen los principales conceptos, categorías y procedimientos de trabajo en toda las áreas de la arqueología preventiva que aborda el proyecto». Además, las publicaciones científicas se pueden descargar de forma gratuita de la página web del proyecto, lo que permite divulgar los resultados entre los profesionales europeos. En este contexto, el Dr. Hornak afirma que «el éxito de CONPRA no se debe tanto al diseño de técnicas avanzadas sino más bien a la integración y modificación de las técnicas existentes».

El equipo trata también de presentar su software de apoyo al trabajo de campo denominado ArchaeoPax y desarrollado durante el proyecto que permite un análisis en profundidad de diversos tipos de excavación y entornos. Asimismo, el geoservidor web interactivo creado en CONPRA, que presenta actualmente datos de Eslovaquia, será actualizado regularmente con el creciente número de excavaciones arqueológicas en este país, lo que maximizará su valor para la administración pública.

Con el foco de atención en la situación económica y tecnológica de mercados emergentes, el equipo del proyecto trató de mejorar la capacidad de pequeñas instituciones y PYME para adaptarse a las condiciones variables en sus respectivos países. Tal y como Indica el Dr. Hornak, «mientras que los principales centros arqueológicos podían seguir los desarrollos TIC, no era el caso de numerosas empresas locales, pequeños museos e institutos que, en realidad, se dedicaban en gran medida a la arqueología preventiva». En efecto, previamente, las redes profesionales (académicas industriales, de investigación etc.) no solían tener estas pequeñas preocupaciones más allá de su entorno inmediato y, por ello, su acceso a otras oportunidades de desarrollo era reducido. Esta situación mejoró gracias al proyecto.

Palabras clave

CONPRA, arqueología preventiva, arqueología orientada por el desarrollo, industria del patrimonio, fotogrametría en 3D, teledetección, reconstrucciones virtuales en 3D, no destructivos, excavación
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba