Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un análisis profundo de las tendencias a largo plazo en cuanto a fenómenos meteorológicos y climatológicos extremos

Durante las últimas décadas se ha incrementado el número de fenómenos meteorológicos y climatológicos extremos de origen natural. Una iniciativa de la Unión Europea se propuso adquirir un mayor grado de comprensión sobre estos fenómenos con el propósito de mejorar las labores de predicción y planificación.
Un análisis profundo de las tendencias a largo plazo en cuanto a fenómenos meteorológicos y climatológicos extremos
La ciencia sigue investigando la relación causal entre las catástrofes naturales y las condiciones meteorológicas y climatológicas. Una de las líneas de investigación orbita en torno a la predicción de fenómenos extremos a corto plazo por parte de meteorólogos. Otra se centra en atribuir y detectar cambios climáticos antrópicos —calentamiento global— del pasado, por un lado, y en evaluar posibles alteraciones del «comportamiento» y las características de los fenómenos extremos para anticiparse al clima futuro.

Analizar la posible evolución climática en el futuro

Resulta necesario disponer de un mayor conocimiento sobre la variabilidad de los factores y procesos que rigen la modulación de la frecuencia y la intensidad de los eventos extremos en escalas temporales que varían desde varios días hasta más de treinta años. En lo que respecta a los mecanismos que determinan la variabilidad de los fenómenos extremos, los conocimientos relativos a la variabilidad —natural— decenal relacionada con posibles cambios climáticos antrópicos a largo plazo serán cruciales para ofrecer información fiable a los grupos de interesados y usuarios finales tanto del sector industrial como de la sociedad en general. «Esta información es importante y podría vincularse a factores de forzamiento de origen antrópico a largo plazo», afirma el Dr. Gregor Leckebusch, investigador principal del proyecto. «Esto permitirá efectuar estimaciones más realistas sobre posibles fenómenos climáticos extremos durante las próximas décadas, hasta mediados de siglo».

El proyecto financiado con fondos europeos EVE (Extreme events variability over Europe) indagó en las causas de la variación —en distintas escalas temporales— relativa a fenómenos meteorológicos y climatológicos extremos en Europa y el Atlántico Norte. El equipo puso sus miras en los ciclones extratropicales de gran magnitud como el mayor peligro climatológico para Europa. También se estudiaron simulaciones basadas en distintos escenarios con el propósito de evaluar la evolución climatológica a largo plazo —a partir de 2040—. Asimismo, el proyecto ponderó el daño potencial derivado de temporales de viento en diversas escalas temporales.

Predecir fenómenos extremos a lo largo del tiempo

En su investigación, EVE analizó de manera concienzuda diferentes escalas temporales —que abarcaban desde apenas unos días hasta décadas— implicadas en el desarrollo de fenómenos extremos. Según el Dr. Leckebusch, estos análisis arrojaron resultados notables que ya han suscitado el interés del sector financiero. «La capacidad para predecir con una estación de antelación la frecuencia con que se producirán tormentas de invierno de gran intensidad en Europa puede tener una inmensa repercusión para el sector financiero, y en especial en el ámbito de los seguros», explica. El equipo también desarrolló un modelo para predecir la concentración de temporales de viento y olas de calor con potencial destructivo en Europa.

El proyecto demostró que diversos tipos de variabilidad conocidos, como la Oscilación del Sur del Niño en el Pacífico Occidental, necesitan que se produzcan otras alteraciones para influir en las tormentas que afectan al sector del Atlántico Norte y Europa. «Este conocimiento resulta fundamental para elaborar modelos conceptuales centrados en las interacciones tropicales y extratropicales relacionadas con fenómenos extremos», apunta el Dr. Leckebusch. «Esto podría propiciar el desarrollo de mecanismos de detección temprana de tormentas extratropicales basados en estimaciones».

Gracias a estudiar tendencias históricas a partir de diferentes revisiones vanguardistas de conjuntos de datos, EVE demostró que resulta necesario seguir investigando los factores responsables de la variabilidad multidecenal. Estos conjuntos de datos son especialmente apropiados para analizar tendencias prologandas anteriores a la década de los años setenta. «La labor del proyecto ha propiciado la identificación de tendencias históricas en lo referente a las tormentas, así como los debates a este respecto», añade el Dr. Leckebusch.

«Los conocimientos generados por EVE deberían proporcionar unas estimaciones más realistas con las que crear, planificar e implantar unas estrategias de adaptación a los efectos del cambio climático de origen antrópico muy necesarias», concluye el Dr. Leckebusch.

Palabras clave

Fenómenos extremos, cambio climático antrópico, EVE, meteorológico, tormentas
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba