Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Los secretos de las estrellas jóvenes y viejas

A modo de reactores nucleares interestelares, las estrellas generan los elementos nuevos esenciales para formar estrellas nuevas. Unos telescopios avanzados han permitido a un grupo de astrónomos financiado por la Unión Europea profundizar en sus conocimientos de los procesos de pérdida de masa.
Los secretos de las estrellas jóvenes y viejas
Las estrellas pasan la mayor parte de su existencia en la fase llamada secuencia principal. En este estado de equilibrio hidrostático, la fusión nuclear que tiene lugar dentro de las estrellas contrarresta las fuerzas gravitatorias, lo cual impide que implosionen. Una vez que se ha consumido el combustible nuclear dentro del núcleo, las estructuras estelares se ajustan para mantener el equilibrio.

Las estrellas con masas similares a la del Sol se convierten en estrellas gigantes con ritmos elevados de pérdida de masa. Una vez que se expele la mayor parte de su material, los residuos pueden ionizar el núcleo de la estrella. La envolvente ionizada tiene un aspecto parecido a los planetas gigantes gaseosos, motivo por el cual se la denomina «nebulosa planetaria».

La nebulosa Boomerang fue el objeto del proyecto MAGNETIC AGB (Illuminating the role of magnetic fields around dying stars), financiado por la Unión Europea. Además de esta nebulosa preplanetaria, los astrónomos querían mejorar el conocimiento del flujo masivo emitido desde R Sculptoris, una estrella vieja en fase de rama asintótica gigante.

Las estrellas gigantes rojas como R Sculptoris contribuyen de forma muy importante al polvo y el gas que constituyen la materia prima para la formación de nuevas generaciones de estrellas. Mediante observaciones, el equipo de MAGNETIC AGB mostró que los campos magnéticos desempeñan un papel esencial en la formación de estrellas.

En particular, encontraron una nueva sonda molecular de las emisiones de flujo energético que surgen al final de la vida estelar. La detección directa de emisión sincrotrón de un chorro estelar también proporcionó indicios de que los campos magnéticos están implicados directamente en la colimación de los flujos emitidos que constituyen las eyecciones estelares.

Habitualmente se detecta La radiación sincrotrónica en los chorros relativistas que emergen de fuentes astrofísicas, como núcleos galácticos y cuásares. El mecanismo que subyace en la emisión sincrotrónica consiste en la interacción entre partículas relativistas que se mueven en una región dominada por un campo magnético.

Las observaciones de un chorro sincrotrón de una estrella más allá de la rama asintótica gigante sugiere que la propulsión magnética y la colimación son características comunes. Los hallazgos de las observaciones se complementaron con simulaciones magnetohidrámicas.

MAGNETIC AGB ofreció una prueba inequívoca de que los campos magnéticos son indispensables para explicar las asimetrías que se observan en las protoestrellas y nebulosas planetarias jóvenes. Sin embargo, el origen del campo magnético estelar sigue siendo poco claro y es objeto de nuevos estudios.

Información relacionada

Palabras clave

Estrella vieja, MAGNETIC AGB, formación de estrellas, emisión sincrotrón, eyección estelar
Número de registro: 200110 / Última actualización el: 2017-06-28
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba