Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Una reflexión científica para combatir las pintadas

En Europa numerosos edificios pertenecientes al patrimonio cultural sufren las consecuencias de la suciedad y las pintadas o grafitis. Se han realizado pruebas con diferentes recubrimientos anti-pintadas y anti-suciedad que han aportado útiles conocimientos científicos con los que mejorar los productos y las técnicas de protección y prevención.
Una reflexión científica para combatir las pintadas
Europa puede presumir de contar con un patrimonio arquitectónico exuberante. Lamentablemente, a veces estos edificios sufren actos vandálicos, en forma de pintadas, que desfiguran sus fachadas, mientras que en otras ocasiones simplemente se ven deteriorados por la suciedad y la contaminación. El proyecto CLEANING HERITAGE (Real long-term working conditions of anti-graffiti and self-cleaning coatings for their implementation in the protection of the European cultural heritage), financiado con fondos europeos, realizó estudios destinados a determinar la efectividad de ciertos recubrimientos protectores o preventivos para edificios históricos.

La eliminación de la suciedad y las pintadas puede resultar cara y también perjudicial para las fachadas porosas ya de por sí erosionadas. El equipo investigador tuvo en cuenta la porosidad de los materiales de construcción y después creó y probó un recubrimiento autolimpiante y otros tres anti-pintadas para hormigón, caliza, arenisca y granito.

Después analizó las consecuencias y las prestaciones de estos recubrimientos a lo largo de dos años. Se realizaron pruebas de autolimpieza en exteriores y se sometió a los materiales a una erosión acelerada en una cámara de UVB. Según las pesquisas, los recubrimientos anti-pintadas fueron eficaces, pero perdieron su adherencia con el paso del tiempo. Por otra parte, la limpieza con agua a presión eliminaba la protección anti-pintadas y aumentaba la rugosidad, favoreciendo así la adherencia de posibles pintadas posteriores.

En suma, el equipo del proyecto interpreta que la eficacia de sus propuestas está supeditada al tipo de sustrato. Los recubrimientos autolimpiantes funcionan de forma satisfactoria sobre hormigón, arenisca y caliza, pero pueden dotar de brillo a las superficies. Todos los recubrimientos estudiados son efectivos en cierta medida; debe tenerse en cuenta que, en algunos casos, limpiar con un cepillo suave y detergente es preferible al rociado de agua a presión. Desde el proyecto se recomienda investigar en mayor medida la compatibilidad, la efectividad y la durabilidad de los numerosos productos que hay a la venta.

Los conocimientos acumulados durante CLEANING HERITAGE ayudan a lograr avances en las técnicas de prevención, a fin de subsanar las carencias de los recubrimientos anti-pintadas y autolimpiantes. Sus resultados se han dado a conocer en varias publicaciones y congresos de Europa. Se espera que contribuyan a crear mejores productos que sean capaces de proteger los edificios que componen el patrimonio europeo con mayor efectividad frente a la suciedad y las pintadas.

Información relacionada

Palabras clave

Pintada, patrimonio, arquitectónico, CLEANING HERITAGE, recubrimientos autolimpiantes
Número de registro: 200118 / Última actualización el: 2017-06-28
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba