Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El impacto del retroceso del hielo marino en las aves marinas árticas

Una de las consecuencias más graves del cambio climático es el rápido retroceso del hielo marino en el Ártico, un fenómeno que tiene un profundo impacto en la biodiversidad y el funcionamiento de los ecosistemas marinos de la región.
El impacto del retroceso del hielo marino en las aves marinas árticas
El calentamiento global podría provocar un aumento de la concentración de mercurio (Hg) en las cadenas tróficas marinas del Ártico al favorecer la liberación de contaminantes retenidos en el hielo marino, el permafrost y los glaciares. Otras fuentes de contaminación incluyen la apertura de nuevas rutas marítimas y el desarrollo de industrias extractivas en el Ártico, así como la modificación de la química de los contaminantes debido a las condiciones cambiantes.

El objetivo del proyecto financiado con fondos europeos ARCTOX (Sea-ice shrinking and increasing human activities in the Arctic: What risks for the avian biodiversity?) fue evaluar el impacto de los contaminantes en las aves marinas de la región y establecer una red internacional de investigación centrada en el estudio a escala panártica de la contaminación en las aves marinas y las cadenas tróficas marinas.

Investigadores del CNRS y de la Universidad de la Rochelle (Francia) estudiaron la variación estacional y a largo plazo de la concentración de Hg en organismos y el grado en el que las aves marinas migratorias pueden verse expuestas a este contaminante durante el invierno, época en la que viven lejos del Ártico. Estos también identificaron los efectos del Hg sobre la reproducción y la supervivencia de las aves marinas.

Poblaciones de aves marinas en peligro

«Los investigadores descubrieron que el Hg, un potente agente tóxico neurológico, podría ser uno de los principales factores estresantes en aves invernantes», explica el doctor Jérôme Fort, coordinador científico del proyecto ARCTOX. «Este podría estar detrás de la alta mortalidad de aves marinas detectada entre febrero y marzo de 2014, cuando 43 000 aves marinas procedentes de la región subártica y del norte de Europa fueron halladas muertas a lo largo de la costa atlántica de Francia. Los cadáveres de las aves varadas presentaban concentraciones de Hg superiores a los niveles relacionados con efectos subletales en los riñones, lo que sugiere efectos tóxicos del Hg».

El Hg también puede actuar como un disruptor endocrino, afectando a la capacidad reproductiva de las aves marinas. El seguimiento de una población reproductora de mérgulo atlántico (Alle alle) en el este de Groenlandia permitió al equipo de ARCTOX determinar que la exposición a Hg en hembras antes de la época reproductiva estaba relacionada con huevos más pequeños y un menor peso corporal de los polluelos al nacer. Esto podría tener un potencial efecto negativo a largo plazo, provocando la reducción de los efectivos poblacionales.

A la luz de estos descubrimientos, se ha puesto en marcha una red internacional de muestreo para realizar estudios a gran escala y obtener así una mejor comprensión del origen y el impacto de la contaminación por Hg en el Ártico. Esto ha permitido a los investigadores generar un mapa de la concentración de Hg en los ecosistemas marinos árticos e identificar puntos calientes de contaminación por Hg que podrían requerir atención y protección específicas.

«Esta red puede servir tanto para estudiar otros contaminantes de interés en el futuro como para evaluar cambios a largo plazo en la exposición de las aves marinas árticas a contaminantes y en la concentración de contaminantes en las cadenas tróficas marinas a escala panártica. Este enfoque proporcionará a los responsables políticos una visión más exacta de lo que ocurre con el Hg en el Ártico y el riesgo tóxico asociado», explica el doctor Jérôme Fort.

Impacto a largo plazo en el Ártico

Gracias a la nueva información obtenida sobre los patrones del Hg a largo plazo en varios ecosistemas marinos árticos, el equipo de ARCTOX descubrió que la concentración de Hg sigue aumentando en algunas regiones del Ártico y que las estrategias de prevención requieren ser examinadas a fin de entender mejor estos patrones y determinar cómo pueden corregirse.

Las actividades del proyecto proporcionan asimismo nuevos conocimientos con respecto a los riesgo a los que se enfrentas las aves marinas árticas, lo que pone de manifiesto que están expuestas a la contaminación ambiental durante todo el año tanto dentro como fuera del Ártico. Esto resalta la importancia de la puesta en marcha de acciones internacionales concertadas en aras de abordar de manera eficaz la amenaza que constituye la contaminación medioambiental para la flora y la fauna del Ártico.

El profesor Paco Bustamante, coordinador del proyecto ARCTOX, reflexiona sobre los potenciales efectos medioambientales del declive de las poblaciones de aves marinas: «Estas desempeñan un papel fundamental en las cadenas tróficas marinas árticas, especialmente con respecto a la transferencia de materia orgánica y nutrientes en sus ecosistemas». Y añade: «Es más, las aves marinas presentan una amplia distribución circumpolar en el Ártico. Por tanto, el declive de las poblaciones de aves marinas podría afectar a la estructura, la dinámica y el funcionamiento de toda la cadena trófica marina».

Palabras clave

Hielo marino, Ártico, aves marinas, biodiversidad, ecosistemas marinos, mercurio, ARCTOX
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba