Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Reconstrucción de la tectónica de placas

Los registros de las anomalías magnéticas marinas permitieron a los artífices de una iniciativa financiada con fondos europeos crear modelos de edad para calcular movimientos históricos de las placas tectónicas.
Reconstrucción de la tectónica de placas
Los estudios sobre tectónica de placas se basan en las anomalías magnéticas marinas. En combinación con la escala temporal demostrada de las inversiones de la polaridad en el campo geomagnético, estas anomalías permiten datar la corteza oceánica, la capa superior de la parte oceánica de una placa tectónica. Además sirven de base para calcular movimientos tectónicos pasados.

La iniciativa GEOPLATE (Global plate reconstructions during the Cretaceous normal superchron) se sirvió de anomalías a pequeña escala denominadas «retorcimientos magnéticos diminutos» que se formaron durante cambios anteriores en el campo geomagnético de la Tierra para investigar al detalle la firma magnética de la corteza oceánica del planeta.

Así se construyeron modelos cinemáticos nuevos para conocer mejor cómo se abrió el océano Índico y las regiones meridional y ecuatorial del Atlántico. El equipo descubrió que la apertura de la Vía Ecuatorial Atlántica entre Sudamérica y África se formó entre diez y quince millones de años antes de lo que se creía. Estos resultados informan también sobre la forma en la que los continentes se separaron y explica varias observaciones geobiológicas de África y Sudamérica.

Además, los resultados sirvieron para fundamentar un estudio nuevo con el que calcular el efecto de la sedimentación en el estado térmico y magnético de la corteza oceánica. De este modo se mostró que parte de la corteza se calienta lo suficiente como para eliminar una buena parte de su magnetización, proceso que afecta a cerca del 10 % de la corteza oceánica mundial.

Los investigadores también buscaron corteza oceánica cretácica en el Mediterráneo oriental y obtuvieron datos magnéticos nuevos en cuatro expediciones científicas. Los resultados obtenidos mostraron el primer indicio directo de la existencia de una corteza oceánica en esta parte del planeta. La edad de la corteza era mucho mayor de lo esperado, convirtiéndola en la corteza oceánica de mayor edad de la Tierra aún situada en su punto de creación.

Este descubrimiento de sumo interés se publicó en varias revistas científicas punteras y tuvo eco en medios de comunicación generalistas. El descubrimiento influye en el conocimiento que se posee sobre la formación del supercontinente Pangea y en la geodinámica y los peligros sísmicos en la zona del Mediterráneo oriental.

Información relacionada

Palabras clave

Anomalías magnéticas marinas, campo geomagnético, GEOPLATE, corteza oceánica, Vía Ecuatorial Atlántica
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba