Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Los mecanismos de escape de los virus

El virus de la hepatitis C (VHC) infecta a más de ciento treinta millones de personas en todo el mundo, por lo que representa un problema sanitario grave. Entender los mecanismos que utilizan estos microorganismos para evadir la respuesta inmunitaria del huésped es crucial para el diseño de tratamientos antivirales.
Los mecanismos de escape de los virus
Es bien sabido que los virus emplean los mecanismos biológicos del huésped para replicarse e invadir nuevas células. Prácticamente todos han desarrollado mecanismos para eludir la respuesta inmunitaria del huésped.

La autofagia es un proceso celular mediante el cual se degradan orgánulos y agregados proteicos dañados a través de vesículas. A pesar de que las células infectadas emplean este proceso en la lucha contra la infección vírica, parece que el VHC utiliza las proteínas fagocitadas para la traducción de su genoma en células infectadas. Lo mismo ocurre con el virus del dengue: utiliza la autofagia en beneficio suyo. Todo ello indica que la autofagia es un regulador clave de la propagación del virus.

El objetivo del proyecto HEPATG (Autophagy and virulence of Hepatitis C virus), financiado con fondos europeos, fue describir los mecanismos por los que el VHC y el virus del dengue eluden las respuestas inmunitarias del huésped. En el estudio de la relación funcional con la autofagia, se descubrió una vía de percepción alternativa de las células infectadas por parte del sistema inmunitario. Se observó que las células dendríticas plasmocitoides (pDC) entran en contacto físico con las células infectadas. Además, la señal de activación se transmite a través de una plataforma estructural formada por una red de actina.

Cabe destacar que el ARN vírico se transfería de las células infectadas a las pDC a través de exosomas, lo que activaba una respuesta antiviral mediante la producción de interferón (IFN). Esto demostró la capacidad antiviral de las pDC que actúan además contra la mayoría de infecciones víricas.

En conjunto, el equipo de HEPATG señaló la importancia del contacto intercelular para la activación de las pDC e identificó su papel en la respuesta contra el virus. También se validó la hipótesis de que las células infectadas transmiten señales para regular la inmunidad innata como partículas víricas no infecciosas o productos del huésped. Se espera que los resultados del estudio constituyan un marco conceptual para análisis similares de otros virus.

Información relacionada

Palabras clave

Virus de la hepatitis C, autofagia, virus del dengue, HEPATG, pDC
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba