Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

FP7

SYN-ENERGENE — Resultado resumido

Project ID: 321488
Financiado con arreglo a: FP7-SIS
País: Alemania
Dominio: Sociedad, Investigación fundamental

Impulsar el debate sobre la biología sintética

Las nuevas ramas de la ciencia como la biología sintética suelen despertar preocupación entre la población en general y por tanto deben gestionarse sabiamente. SYNENERGENE fomentó la participación de los ciudadanos de toda Europa al hacerles reflexionar sobre los retos y las oportunidades que presenta la biología sintética.
Impulsar el debate sobre la biología sintética
Esta rama de la biología es la más reciente del desarrollo biotecnológico. La manipulación del material genético permite ya diseñar, fabricar y modificar organismos capaces de ejecutar tareas útiles como la producción de cultivos más duraderos o sabores de alimentos. Cabe preguntarse si la sociedad está lista para este nivel sin precedentes de control biológico. ¿Comprendemos las posibilidades y los riesgos y sabemos cómo regular esta actividad de la mejor manera? El proyecto financiado con fondos europeos SYNENERGENE, se puso en marcha hace cuatro años con el fin de abordar estos problemas. «Desde entusiastas hasta promotores y críticos acérrimos de la biología sintética, muchas personas y grupos participaron en SYNENERGENE y contribuyeron al debate», declara Christopher Coenen, investigador sobre el impacto de la tecnología en el Instituto de Tecnología de Karlsruhe (Alemania) y coordinador del proyecto.

La biología sintética, por ejemplo, permite construir microorganismos casi como si fuesen un juguete de Lego, con distintas piezas genéticas que se combinan entre sí. «Estos organismos son cada vez más distintos de los que podríamos encontrar en la naturaleza, lo que supone nuevos riesgos. Es más, nuestra idea de "natural" podría cambiar, ya que la biología sintética permite que pongamos la "vida" y la "naturaleza" en la mesa de diseño como nunca antes había sido posible», afirma Coenen. Sugiere que se debe informar plenamente a la opinión pública del potencial de esta rama científica para resolver varios de los grandes retos sociales como la sostenibilidad, la seguridad alimentaria y el cambio climático.

El consorcio de SYNENERGENE contó con diez universidades europeas y otros catorce socios, entre ellos empresas, grupos de presión, una red de museos y centros científicos, una sociedad artística, divulgadores científicos un teatro público y organizaciones de la sociedad civil. También participaron catorce países europeos así como Brasil, Canadá y Estados Unidos.

El proyecto organizó más de ciento cuarenta eventos, a muchos de los cuales se podía asistir libremente. Desarrollaron una amplia gama de herramientas de aprendizaje, material informativo y opciones de participación para la sociedad. «Nos servimos de medios asentados de comunicación pública, participación y debate, pero también de otros más innovadores que se sirven de los puntos de contacto entre el arte y la ciencia», explica Coenen.

El proyecto se propuso incluir una amplia gama de opiniones, y en concreto la de los jóvenes. Para alcanzar a un grupo de personas con trasfondos muy distintos, coorganizaron y respaldaron foros adicionales en colaboración con organizaciones muy distintas en eventos públicos de gran tamaño. «También creamos actividades para grupos concretos como las comunidades nuevas de biohackers y de biólogos "de garaje"», indica Coenen. En este grupo se incluyen mayormente entusiastas jóvenes que ejecutan experimentos biológicos y otras actividades científicas y crean herramientas para la investigación biológica al margen de los entornos académicos.

Uno de los principales productos del proyecto fue la creación de espacios de reflexión y debate en los que escucharon opiniones muy diversas. «Algunos conflictos fueron complicados de gestionar, por ejemplo aquellos en torno al empleo de la biología sintética con fines alimentarios y la biotecnología ecológica en general, pero al menos logramos acercar a personas con visiones opuestas y contribuimos a crear relaciones de confianza entre una amplia gama de interesados que aprendieron unos de otros», concluye Coenen. Gracias a la gran diversidad de eventos y la enorme cantidad y variedad de contenidos del sitio web, el proyecto llegó a miles de personas de dentro y fuera de Europa.

Información relacionada

Palabras clave

SYNENERGENE, debate público, participación, biología sintética, biotecnología, comunidad biohacker
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba