Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

La gripe utiliza la autofagia para eludir la respuesta inmunitaria

La infección por el virus de la gripe es un problema grave que puede causar la muerte. Las epidemias estacionales de gripe se deben a los cambios que experimentan los antígenos del virus. En la actualidad, las vacunas contra la gripe no confieren una protección total, por lo que es necesario diseñar estrategias más eficaces.
La gripe utiliza la autofagia para eludir la respuesta inmunitaria
Las células eucariotas degradan el material intracelular en el proteosoma a través de la autofagia. La autofagia consiste en la captura de material citoplasmático como proteínas y orgánulos completos dentro de vesículas de doble membrana que, posteriormente, se fusionan con lisosomas. Este proceso es esencial para proporcionar energía a las células en inanición, pero estudios recientes sugieren que este también desempeña un papel en la inmunidad.

De hecho, la autofagia se relaciona con la detección de patógenos, la activación del inflamasoma y la regulación de la señalización del receptor de reconocimiento de patrones (PRR). Además, la autofagia interviene en la presentación de antígenos a los linfocitos T y los patógenos han desarrollado mecanismos para atacar los procesos mediados por la autofagia. Otro dato importante es que la macroautofagia es necesaria para la supervivencia en estado latente y durante la infección de la gripe de las células B de memoria, las células T de memoria, los linfocitos T efectores y los linfocitos T reguladores, lo que indica que el papel de la autofagia en la infección por el virus de la gripe podría depender del tipo celular.

El equipo del proyecto FLUPHAGY (Regulation of macroautophagy by viral pathogens), financiado con fondos europeos, investigó los efectos del virus de la gripe sobre la autofagia e interfiere en la liberación de antígeno y su procesado. Los trabajos previos mostraron la existencia de macrófagos y células dendríticas incapaces de realizar autofagia se traducían en una mejor presentación de antígeno debido a un aumento de CMH de clase I en la superficie celular. Además, el virus de la gripe puede evitar la fusión de los autofagosomas con los lisosomas in vitro. Sin embargo, se desconoce el mecanismo preciso de este proceso.

Con objeto de describir la asociación entre el virus de la gripe y la autofagia, se empleó un modelo de ratón incapaz de realizar la autofagia en las células pulmonares (principal objetivo de la infección del virus de la gripe). Tras la infección por el virus de la gripe, estos animales presentaban una mayor carga viral y sufrían la enfermedad de forma más intensa. Cabe destacar que estas observaciones eran específicas del subtipo de virus.

En conjunto, el estudio de las complejas interacciones entre el virus de la gripe y los mecanismos de macroautofagia contribuyen al diseño de nuevas estrategias terapéuticas para esta infección. Además, los resultados obtenidos permitirán optimizar las vacunas contra la gripe y ayudar a los pacientes que sufren los síntomas más graves como los ancianos o los inmunodeprimidos.

Información relacionada

Palabras clave

Gripe, autofagia, linfocitos T, FLUPHAGY, autofagosoma
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba