Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Telerradiología con picante

CHILI, sistema revolucionario conforme con la Directiva sobre productos sanitarios, es una estación de trabajo destinada a examinar un amplio abanico de imágenes médicas con funciones telerradiológicas. Tanto los médicos como los pacientes saldrán beneficiados, pudiéndose reducir el coste de tiempo y dinero para diagnóstico y terapia.
Telerradiología con picante
La telerradiología es un modo electrónico de transmisión de imágenes radiográficas y texto adicional entre sitios. La transmisión digital de imágenes sirve propósitos de presentación, análisis y discusión en línea entre médicos con fines de interpretación y consulta sobre resultados.

El "Steinbeis-Transferzentrum Medizinische Informatik" (STZ-MI), centro de transferencia de nuevas tecnologías en el ámbito de la informática médica con sede en Heidelberg (Alemania) y especializado en telerradiología, ha creado CHILI. El desarrollo del sistema se ha inspirado en la experiencia adquirida en el marco del sobresaliente proyecto de telerradiología MEDICUS-2, iniciativa de cooperación entre STZ-MI y el Centro alemán de investigación del cáncer de Heidelberg.

La modalidad de imagen de CHILI integra datos procedentes de varios tipos de fuentes, como la tomografía computarizada, las imágenes de resonancia magnética, las imágenes de resonancia magnética nuclear, la cateterización cardiaca, las cámaras de vídeo y las unidades de ultrasonidos. En cada archivo de imagen se incluyen los datos personales, tales como la identidad del paciente, fecha de nacimiento, número de identificación, tipo de examen, fecha, número de serie, etc.

Atendiendo a los requisitos de protección de datos tal y como se especifican en el Derecho alemán ("Bundesdatenschutzgesetz", BDSG) y los aspectos técnicos de la seguridad de los datos, definidos en el Manual de seguridad para la tecnología de la información de la Comisión Europea, los datos se transmitirán automáticamente ya sea en línea o en el momento previamente programado a través del protocolo de datos de sistema o de otros proveedores tecnológicos de datos electrónicos (DICOM o correo electrónico). Partiendo de los resultados de las investigaciones sobre la interacción humano-ordenador y la guía de estilo médica, el sistema proporciona una interfaz gráfica médica fácil de utilizar, con la que también puedan trabajar espontáneamente hasta quienes tengan poca experiencia con ordenadores. Concretamente, la opción de teleconferencia ofrece a los participantes la oportunidad de presentar imágenes compartidas y ejecutar todo tipo de operaciones, simultáneas para el conjunto de los usuarios y visibles en todos los sitios.

Las ventajas de aplicación inherentes a la incorporación de CHILI son patentes. Las características telerradiológicas del sistema facilitan la transmisión de imágenes de pacientes en formato digital, y ya no en películas, lo cual reduce el coste de material fílmico. Al poder consultar los médicos prescriptores los archivos de imágenes en todo momento y desde su estación de trabajo de telerradiología, pacientes y radiólogos ya no necesitan trasladarse tanto entre hospitales, a la vez que disminuye la batería de exámenes y pruebas. Por consiguiente, se recortará sustancialmente el nivel de gastos actuales. Éste experimentará una disminución adicional originada por la aceleración del flujo de información y el plazo de suministro de imágenes. Y es que optimando el proceso de diagnóstico se acorta el tiempo de hospitalización de los pacientes.

La modularidad de CHILI trae consigo la adaptación del sistema a las necesidades del cliente.

Conviene señalar que los debates interdisciplinarios fomentarán un clima de cooperación entre expertos, ya no sólo importante, sino imprescindible, sobre todo en las zonas remotas en las que es complicado acceder a la atención médica. Mejorando la oportunidad de las condiciones de diagnóstico y terapia se ampliarán y optimarán las funciones de CHILI.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba