Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Producción de carbono purificado

Aunque el carbono puro se encuentra en la naturaleza solamente en los meteoritos, es extensamente producido de manera artificial en los laboratorios debido a su gran versatilidad. El rango de sus aplicaciones se extiende de la fabricación de compuestos para filtros a la fabricación de sustratos para las industrias de semiconductores. Una técnica novedosa que procesa material de residuos sólidos ofrece la posibilidad de proporcionar carbono puro de modo respetuoso con el medio ambiente y con una relación coste-beneficio aceptable.
Producción de carbono purificado
En los últimos años se han hecho avances técnicos notables en la gestión de residuos sólidos. Aunque ninguna tecnología es actualmente rentable desde el punto de vista económico, el conocimiento científico y técnico ha aumentado considerablemente, sobre todo el dirigido a mejorar la tecnología y reducir costes. Aprovechándose el proceso de tratamiento térmico indirecto de materiales sólidos, se ha desarrollado una tecnología innovadora capaz de facilitar una técnica de obtención de carbono puro rápida, altamente eficaz e inocua para el medio ambiente.

Esta técnica está basada fundamentalmente en la pirólisis rápida, que es la descomposición o transformación de un compuesto mediante la aplicación de calor. Se introduce el material de residuos sólidos en un reactor giratorio de encendido indirecto, en un medio reductor bajo especiales condiciones de presión y temperatura, donde es parcialmente vaporizado o gasificado. Después se somete a otras dos fases de pirólisis: la fase de vapor gas y la fase sólida. Antes de la descarga para su uso, el carbono es limpiado a efectos de purificación superior.

El proceso de pirólisis avanzada registra altos rendimientos de carbono puro en una forma que puede utilizarse directamente en sus muchas aplicaciones. Los rasgos esenciales de esta tecnología son las elevadas velocidades de calentamiento y de transferencia de calor que se suelen requerir para residuos sólidos, el control completo de los materiales manipulados, el breve tiempo de permanencia en estado de vapor, en general menor de dos segundos, y el enfriamiento rápido de los vapores de pirólisis hasta proporcionar el producto principal, el carbono puro.

Se prevé que esta técnica se utilizará ampliamente para la gestión de residuos sólidos, particularmente de materiales peligrosos. Ante la siempre creciente demanda de tecnologías de reciclado, este método también podrán adoptarlo muchas industrias, que mayoritariamente producen residuos. El carbono puro obtenido podrá ser directamente explotado por la industria química para mejorar sus productos finales.
Número de registro: 80427 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Tecnologías industriales
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba