Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

El diesel va a más gracias a la potencia de los pistones

Lo importante no siempre es la potencia. Los fabricantes de motores de combustión, ya sean diesel o de gasolina, buscan formas de incrementar la potencia que, al mismo tiempo, reduzcan el esfuerzo, el consumo de combustible y los niveles de contaminación. Por lo menos a este respecto, los motores diesel llevan la delantera, pero sólo en los ratios de compresión más elevados.
El diesel va a más gracias a la potencia de los pistones
Desde su invención en 1892, el motor diesel ha demostrado su calidad en muchos aspectos. Se trata de un motor resistente, con la potencia suficiente para transportar grandes cargas y lo bastante fiable como para requerir un mantenimiento mínimo. Sin embargo, plantea algunos problemas evidentes, que lo han convertido en un motor poco popular para el consumidor medio. Diseñado para aplicar métodos de combustión directa, el motor diesel es ruidoso y no demasiado ecológico. Sin embargo, las ya más estrictas normas CAFE ("Corporate Average Fuel Economy", ahorro medio de combustible para los fabricantes) han otorgado nueva vida al motor diesel, ya que la media de los motores de gasolina no puede cumplir los mismos niveles de kilometraje por litro.

Con ratios de compresión que van desde 14:1 hasta 25:1, el motor diesel posee una eficacia superior a la de los coches de gasolina. El concepto recién creado por Ignacio Sarasúa incrementa aún más el rendimiento del diesel. Basado en tecnologías de núcleo de potencia radial, este diseño innovador permite que los motores diesel funcionen a velocidades de pistón más bajas, que al mismo tiempo incrementan la velocidad, con un enorme ahorro de energía en los ratios par motor-pistón. Gracias a la construcción de estos núcleos de potencia radial, la velocidad total del motor es la suma de las velocidades rotativa y del cigüeñal, y no depende exclusivamente de los pistones.

En pocas palabras, cuanto más rápido sea el funcionamiento de los ciclos de los pistones, más elevado será el par motor (la potencia), siempre que los ratios de compresión-combustión sean óptimos. Otra ventaja de este motor consiste en que no exige una caja de cambios que regule los ratios de potencia o velocidad. El diseño favorece una construcción modular, y por lo tanto, puede mantener con facilidad regímenes de potencia nominal con una estabilidad elevada. A pesar de encontrarse en sus etapas preliminares, el diseño constituirá una valiosa mejora en los motores diesel, que acabarán siendo buenos candidatos para la generación de electricidad y para vehículos como por ejemplo trenes, camiones y buques.
Número de registro: 80463 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Tecnologías industriales
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba