Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Optimar el diagnóstico de cáncer de mama

El cáncer de mama es la forma más común de cáncer en mujeres. Puesto que las células de cáncer de mama son frecuentemente estrógeno-dependientes, uno de los métodos usados actualmente para su tratamiento es terapia endocrina. No obstante, una mayoría grande de tales tumores no responde a esta terapia. Un estudio nuevo de investigación se ha centrado en el examen exhaustivo de un gen específico que se correlaciona con la inmunoquímica estrógeno-dependiente como una investigación de diagnóstico en pacientes con metástasis, para lograr un pronóstico mejor y una mejor respuesta al tratamiento endocrino en la terapia adyuvante.
Optimar el diagnóstico de cáncer de mama
El cáncer de mama tiene varios tratamientos. Actualmente son cuatro los métodos empleados: cirugía, radioterapia, quimioterapia y terapia hormonal. El último consiste en la manipulación endocrina para cambiar el equilibrio hormonal del cuerpo con el fin de impedir que las células cancerosas hormono-dependientes se multipliquen. Particularmente para cáncer recurrente y metastático, en el que el cáncer se ha extendido a otros órganos del cuerpo, normalmente a ganglios linfáticos, este tipo de tratamiento es el más apropiado.

Las pruebas de determinación de receptores estrogénicos son los tipos de pruebas llevados a cabo en el tejido canceroso para ver si el cáncer es hormono-dependiente y puede tratarse con terapia hormonal. En las pacientes cuyos tumores de mama son marcados como receptores de estrógenos positivos se dan drogas destinadas a suprimir la producción de estrógenos. Entre el 30 por ciento y el 40 por ciento de estos tumores, sin embargo, no responde al tratamiento endocrino.

Para superar este problema, esta investigación reciente se ha dedicado al estudio de un gen específico, el pLIV-1, que se encuentra en una proporción grande de cánceres de mama con receptores de estrógenos positivos. El estudio ha ampliado sus intereses a la información sobre las probabilidades de recurrencia del tumor y las posibles metástasis a otros órganos, particularmente a los ganglios linfáticos. Por tanto, puede haber una mayor probabilidad de curación con menor probabilidad de metástasis de cáncer de mama si en los métodos de diagnóstico tradicional empleados también se incluye la detección de este gen.

La presencia del gen pLIV-1 ha abierto nuevos caminos de investigación que llevarán a un conocimiento más claro del cáncer de mama hormono-dependiente y los medios más exactos de predecir la respuesta al tratamiento hormonal. Es más, también podría desarrollarse un tratamiento hormonal más eficaz basado en la especificidad del gen.

Información relacionada

Número de registro: 80466 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Biología, Medicina