Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Repensando las técnicas de gestión medioambiental

La gestión eficaz de los recursos y la energía como una manera de proteger el ambiente constituye un proyecto a largo plazo que se articula en multitud de metodologías y técnicas. Hasta ahora, los métodos tradicionales de protección del entorno se enfocaron en la innovación desde el punto de vista de la tecnología y la eficacia. En cambio, este proyecto sostiene que la gestión de recursos y energía sería mucho más eficaz si las redes de infraestructura mejoraran sus prácticas mediante el estudio de los contextos locales y los procesos de toma de decisión.
Repensando las técnicas de gestión medioambiental
La reducción del consumo de recursos y energía es un imperativo de supervivencia medioambiental. Para conseguir este objetivo, el proyecto se basó en las técnicas utilizadas en el pasado. Las metodologías tradicionales para la protección medioambiental en temas de energía y recursos se orientaron a mejorar las tecnologías y su eficacia, repensar la legislación y diseñar incentivos de mercado y campañas de información para los consumidores. Por otro lado, el proyecto analizó empíricamente las oportunidades y los impedimentos para lograr los objetivos de protección de la naturaleza y llegó a la conclusión de que el aprovechamiento de las inmensas capacidades de las redes de infraestructura en ayuda de lo que el ambiente demanda dependerá, en el futuro, del conocimiento que se tenga de cómo la gestión de infraestructuras viene configurada por las lógicas de agentes, los procesos de toma de decisión y las situaciones y contextos locales.

En esencia, este proyecto se refiere a la alteración de los métodos tradicionales de empleo de energía y recursos perfilados por los servicios urbanos de agua, electricidad, alcantarillado y recogida de basuras. Replantearse las técnicas de protección del ambiente es esencial en el contexto sociopolítico actual, cuando las compañías de servicios a lo largo de Europa tienen que adaptarse a varias fuerzas complejas como la liberalización, las nuevas modalidades de financiación pública y el conocimiento que tiene el consumidor del coste y la calidad de servicio.

Además, este proyecto analizó y capitalizó conceptos de desarrollo urbano sostenible, gestión de flujo de materiales, liberalización de empresas de servicios públicos y avances en sistemas de infraestructuras. De hecho, los investigadores impulsaron la definición de estos conceptos de cuatro maneras. Primero, el proyecto estableció la relación de las posibilidades hasta ahora no utilizadas de las redes de infraestructura urbanas para reforzar la calidad del ambiente y apoyó la sostenibilidad del desarrollo urbano y regional. En segundo lugar, los investigadores analizaron y mostraron cómo la gestión del flujo de energía y material era influida por una dilatada serie de factores políticos, comerciales, medioambientales y sociales. El proyecto también resaltó la necesidad de entender estos factores en contextos específicos. Asimismo, el proyecto examinó las posibilidades de los nuevos métodos de protección del medio ambiente que están creándose debido a la reconfiguración de las empresas de servicios públicos, y precisamente cómo estas nuevas posibilidades podrían aprovecharse de manera óptima. Por último, los investigadores analizaron cómo las grandes redes de infraestructura reaccionan y se adaptan a las nuevas situaciones, incluyéndose las nuevas tecnologías medioambientales.

El análisis de la situación actual mediante nuevos puntos de vista, como se describe en este proyecto, quizás pueda llevar a una protección medioambiental capaz de alcanzar nuevos niveles de efectividad y eficacia.

Información relacionada

Número de registro: 80500 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Energía