Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Gestión ecológica de residuos

La digestión anaeróbica rotativa proporciona compost de calidad superior y combustible reciclado de residuos orgánicos e inorgánicos que de no ser así acabarían en los vertederos.
Gestión ecológica de residuos
Las preocupaciones medioambientales, junto con la legislación europea, requieren una reducción significativa de la cantidad de residuos que se eliminan en los vertederos, para reducir la producción de metano que contribuye al calentamiento global del planeta, la lixiviación que afecta a los suministros de agua y el riesgo potencial de explosiones. Estas medidas se refieren tanto a los residuos sólidos municipales como a los residuos agrícolas, como frutas y verduras, lodos de depuración, efluentes de mataderos y residuos inorgánicos.

En este contexto se ha desarrollado una tecnología innovadora, la "digestión anaeróbica rotativa" (RAD, del inglés "Rotary Anaerobic Digestion"), que puede producir fertilizante orgánico y combustible sólido reciclado a partir de residuos agrícolas y municipales, basándose en los procesos de degradación natural que ocurren en los vertederos.

La degradación se produce en ausencia de oxígeno, en un tambor rotatorio especialmente diseñado, mientras que un tambor rotativo secundario mantiene el necesario flujo de tratamiento y estabilización para la producción de abono o combustible reciclado, de acuerdo con el tipo de residuos. El laboratorio prototipo de la central de RAD, que ya está disponible para pruebas, proporciona compost de calidad superior cuando los residuos son de origen agrícola y combustible reciclado cuando son de origen municipal. La degradación y la estabilización tardan entre dos y cuatro días, lo que tardan las diferentes fases: elevación de la temperatura, desgaste y extraccíon de humedad.

La central de RAD elimina la necesidad de vertederos e incineradoras, mientras los propios productos pueden generar ingresos haciéndola extremadamente rentable. El abono de calidad superior puede servir en agricultura y silvicultura, en tanto que el combustible reciclado puede usarse como fuente de energía alternativa para la generación de electricidad.

Además, con una capacidad de carga entre dos y tres veces más alta que otros procesos, mayor velocidad, una inversión inicial un 50-70 por ciento menor, costes de funcionamiento un 30-50 por ciento inferiores, y eliminación de emisiones y olores, esta técnica integrada de gestión de residuos ofrece una alternativa muy efectiva y beneficiosa para el medio ambiente.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba