Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Tecnología de plasma para el control de la contaminación orgánica y microbiana

La utilización controlada de energía del plasma ha atraído, en las últimas tres décadas, el interés de los investigadores. Se ha desarrollado un sistema versátil, basado en tecnología de plasma, para el tratamiento de materiales gaseosos y líquidos contaminados.
Tecnología de plasma para el control de la contaminación orgánica y microbiana
El plasma es un gas de partículas cargadas, generalmente electrones y varios iones. La mayoría de la materia del Universo está en estado de plasma (las estrellas y los medios interplanetario e interestelar, por ejemplo), proporcionando una fuente potencial de energía. La investigación básica ha revelado algunas de las propiedades del plasma, siendo ahora posible producir plasma mediante ondas electromagnéticas, campos eléctricos y rayos láser. Últimamente se ha desarrollado, en el marco de varios proyectos de investigación, un pequeño número de equipos basados en plasma para el tratamiento de residuos y la producción de energía.

Una compañía británica ha diseñado un sistema de descarga de plasma, mediante microondas y alto voltaje, capaz de acabar con los microorganismos y degradar los contaminantes orgánicos. El sistema, adecuado para materiales en fase gaseosa o líquida, puede diseñarse para crear plasma de geometrías diferentes dependiendo del material objetivo. Su eficacia se sustenta en la formación de una capa de plasma que genera una mezcla de radiación UV, radicales libres, ozono y ondas de choque. El principio básico de la radiación del plasma radica en introducir en el material tratado electrones de alta energía para crear radicales y átomos excitados. Las reacciones de estas especies activas con otros compuestos presentes son las responsables del proceso de limpieza. Controladas adecuadamente, estas reacciones pueden transformar compuestos tóxicos en productos no tóxicos y eliminables, o causar daños irreversibles en los mecanismos celulares de microorganismos no deseados.

Independientemente de la conductividad de la solución tratada, el sistema de descarga de plasma ha resultado ser eficaz destruyendo microbios y degradando contaminantes fenólicos y anticongelante en las soluciones experimentales. La actuación y versatilidad del sistema han demostrado ser ideales para la desinfección y limpieza de agua y aire, tratamiento de residuos y procesos de esterilización.

Información relacionada

Número de registro: 80574 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Medio ambiente