Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Ignífugos nuevos contra viejos riesgos

Las industrias que trabajan en ambientes extremos de calor intenso y en contacto directo con llamas, como son las fábricas de vidrio y metalúrgicas, exponen su mano de obra a peligros importantes. Por tanto, es obligatorio el uso de ropa adecuada que proteja al trabajador del intenso calor radiante y del ocasional contacto directo con las llamas.
Ignífugos nuevos contra viejos riesgos
Para prevenir el alto coste de los accidentes de trabajo, las industrias que trabajan en un ambiente de intensa exposición al calor y posible contacto con llamas, deben prestar atención especial a la ropa protectora de sus recursos humanos. La ropa debe proteger a los trabajadores de una variedad de tipos de calor: radiación térmica intensa, contacto temporal con llamas tales como chispas y metal fundido, vidrio o salpicaduras químicas, así como varias formas de daño físico causadas por abrasiones, perforaciones, cortes y atrapamientos.

Un instituto de investigación rumano ha desarrollado un tipo de material que satisface las normas de seguridad más altas proporcionándole al usuario un alto nivel de comodidad. Las fibras especializadas entrelazadas que constituyen este material son ignífugas por sí mismas y resistentes a varios agentes químicos. Las fibras paraaramídicas de twaron usadas en estas ropas protectoras ofrecen beneficios considerables como la garantía de protección contra las agresiones térmicas o mecánicas, la reducción de las indemnizaciones de seguros debido al grado mayor de protección proporcionado y la diversidad de ropas de protección, convenientes para todo tipo de necesidades industriales.

El instituto ofrece prototipos de prueba y está buscando acuerdos de fabricación con partes interesadas.
Número de registro: 80583 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Tecnologías industriales