Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Refuerzo de compuestos para el hormigón

Las estructuras de hormigón armado con acero son el material estructural más utilizado del mundo. Sin embargo, tan sólo en Europa se gastan miles de millones de euros cada año en el mantenimiento y reparación de estructuras afectadas por la fisuración, las grietas y la erosión. En la actualidad los polímeros reforzados con compuestos auguran una mayor resistencia ante estos factores perjudiciales.
Refuerzo de compuestos para el hormigón
Puesto que el hormigón manifiesta una debilidad intrínseca que no le permite resistir tensiones, dicho material incorpora barras de acero que impiden que surja la tensión en el interior del propio hormigón. Son estas barras de acero las que otorgan su nombre y su resistencia al hormigón armado. Sin embargo, como existen fuerzas enormes, por ejemplo los terremotos, que pueden superar la resistencia de dichas barras, es bien sabido que las estructuras de hormigón se hunden y se desploman.

La introducción de compuestos reforzados con fibras en los diseños de hormigón no anuncia la invulnerabilidad de esta clase de estructuras, pero es lo bastante prometedora como para mejorar notablemente su fuerza y durabilidad. Ocurre tal cosa sobre todo cuando se emplean para reforzar o recubrir los eslabones de acero pretensado en la fase de construcción.

Los compuestos aumentan la capacidad de refuerzo de las columnas de hormigón armado, y también de los elementos flexurales implicados. Otro inconveniente de los métodos tradicionales es que las barras de acero empleadas en la armadura se ven afectadas por la corrosión, lo cual debilita la integridad estructural. Los materiales compuestos muestran una resistencia mucho mayor a la corrosión, y por lo tanto, las estructuras de hormigón tienen una vida útil prolongada.

Dado que el material de recubrimiento puede pretensarse de modo que alcance su pleno potencial antes de la fractura del hormigón, queda garantizada la mejora de la ductilidad y la resistencia. En la actualidad se están programando ensayos a gran escala, y los creadores de esta tecnología buscan colaboración para su posterior desarrollo, y software y herramientas para su aplicación práctica.

Información relacionada

Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba