Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

De las redes por cable a las inalámbricas

El protocolo de control de transmisión (TCP) es el protocolo más utilizado en Internet para obtener datos entre dispositivos de una red. Hasta ahora los TCP modernos, por ejemplo TCP Reno, han manifestado un escaso rendimiento en la comunicación inalámbrica debido a interferencia externa. A modo de respuesta, un software de nueva creación mejora el funcionamiento de la tecnología TCP en enlaces inalámbricos, por ejemplo por teléfono móvil y por satélite.
De las redes por cable a las inalámbricas
TCP Reno brinda conexiones fiables extremo a extremo en Internet por cable. En Internet por cable la mayoría de las pérdidas de paquetes se deben a la congestión de las líneas. TCP Reno permite evitar la congestión y favorece la retransmisión y recuperación rápidas cuando se produce la pérdida esporádica de un paquete. Se considera que un paquete se ha perdido cuando un emisor recibe acuses de recibo parciales.

En las conexiones inalámbricas predominan las interferencias y los ruidos externos, lo cual provoca la pérdida esporádica de paquetes. En estos entornos las técnicas de control de la congestión de TCP Reno resultan insuficientes y deterioran su rendimiento. Por lo tanto, se hace necesaria la utilización de protocolos adicionales de capa de enlace, en los que se emplean conexiones basadas en nuevas capas de enlace o conexiones divididas.

Las investigaciones de este proyecto se han centrado en el manejo de las pérdidas inalámbricas en estos entornos con la ayuda de TCP Westwood. Su diseño permite la utilización de la información procedente del flujo de los paquetes de acuse de recibo del TCP. Un emisor de TCP Westwood utiliza de manera continua un método que calcula el ancho de banda.

El cálculo del ancho de banda mide la velocidad del paquete en la conexión a partir de la velocidad de los acuses de recibo de retorno, empleando un filtro pasa bajos. En consecuencia, la tecnología confiere al TCP la capacidad de reaccionar ante cualesquiera pérdidas invocando algoritmos de control y evitación de congestión. De este modo, proporciona un mayor rendimiento en los enlaces inalámbricos, conservando la facilidad de uso de las conexiones TCP Reno para las redes por cable.

Esta prometedora tecnología encuentra numerosas aplicaciones en el campo de la Internet inalámbrica. Puede utilizarse para manejar tráfico de datos o para la transmisión de tráfico de audio/vídeo en tiempo real mediante los protocolos adecuados. Además, posee el potencial necesario para convertirse en enlace entre la Internet por cable y la inalámbrica.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba