Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Surfactantes baratos y ecológicos

Los surfactantes se usan ampliamente en la mayoría de bienes de consumo, tales como agentes de limpieza y lavado, así como en muchas aplicaciones industriales, como productos farmacéuticos y cosméticos. El desarrollo de un nuevo proceso catalizador ofrece la posibilidad de fabricar surfactantes no iónicos de la manera más barata y respetuosa con el medio ambiente.
Surfactantes baratos y ecológicos
Generalmente, dos grandes tipos de productos caracterizan el mercado de surfactantes: los aniónicos y los no iónicos. Al contrario que los surfactantes aniónicos, los no iónicos no se consideran tóxicos, reduciéndose de esta forma los riesgos medioambientales. Los surfactantes no iónicos se derivan de los alcoholes grasos, cuya síntesis requiere el uso de ésteres metílicos de ácidos grasos.

El procedimiento de este proyecto explota directamente los ésteres metílicos de ácidos grasos como materia prima para producir surfactantes no iónicos. El proceso llamado de etoxilación conlleva un ciclo de vida significativamente más corto que los procesos tradicionales con utilización inmediata de los ésteres. Por consiguiente, la nueva tecnología tiene el potencial de contribuir a una disminución significativa del consumo de materiales y a un sustancial ahorro de energía.

Se espera que estos ésteres metílicos de ácidos de colza etoxilados sean más biodegradables y tengan menor toxicidad que los etoxilados alcohólicos. Conjugado esto con el hecho de que se prevé que liberen menos emisiones durante su ciclo de producción inferior, constituyen una tecnología más respetuosa con el medio ambiente.

El concepto de etoxilación directa de los ésteres metílicos de ácidos grasos se conoce desde hace más de 30 años. Sin embargo, la nueva tecnología echa mano de un catalizador patentado para generar surfactantes no iónicos de la manera más rentable posible. Sumamente interesante es el hecho de que esta tecnología avanzada puede producir comercialmente surfactantes cuando se usa en centrales de etoxilación existentes sin ninguna inversión adicional.

Los nuevos etoxilatos de ésteres metílicos de ácidos de colza tienen las mismas aplicaciones que los etoxilatos alcohólicos grasos, desde bienes de consumo, como jabones y agentes de lavado, limpieza y pulido, hasta productos industriales para textiles, fibras, espumas, agentes farmacéuticos, cosméticos y plásticos.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba