Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un robot con los ojos bien abiertos

Los modelos realistas en 3 dimensiones (3-D) tienen una importancia creciente en muchas aplicaciones informáticas. Existe un prototipo de robot móvil que ofrece a las aplicaciones de telepresencia y de realidad virtual la sensación de "estar in-situ".
Un robot con los ojos bien abiertos
Actualmente, gracias a los avances informáticos es posible obtener modelos tridimensionales de nuestro entorno. Se han llevado a cabo intentos para registrar la complejidad espacial y visual del mundo real en dos etapas. Primero, creando una representación gráfica en 3-D del entorno estudiado para, posteriormente, "pintarlo" (generando texturas) a fin de conseguir una apariencia visual lo más natural posible.

En el Instituto de Sistemas, Informática y Seguridad del Centro Común de Investigación, se ha seguido un enfoque integrado utilizando un prototipo de robot móvil. Este robot, conocido por las siglas AEST ("Autonomous Environmental Sensor for Telepresence", sensor ambiental autónomo para telepresencia), puede recorrer el interior de un edificio y crear, automáticamente, un plano del mismo en 3-D con la información correspondiente a las texturas de las superficies.

AEST consiste en una plataforma móvil autónoma que transporta un cabezal de exploración especialmente diseñado. El cabezal sensor consta de un telémetro láser con un espejo rotatorio que permite captar estructuras tridimensionales y de una cámara de vídeo que graba la información relativa a la textura. El software incorporado alinea e integra datos tomados desde distintos puntos de observación y les asigna las texturas de vídeo correspondientes, generando los modelos finales reconstruidos en 3-D.

La plataforma incluye ordenadores independientes de reconstrucción y navegación además de veinticuatro sensores ultrasónicos que asisten al sistema anticolisión. La unidad tiene un tamaño comparable al de una persona para garantizar que puede ser transportada a todos los sitios donde podría detenerse alguien cuando mira un edificio. También permite la observación a la altura de los ojos para transmitir mejor la sensación de estar presente en el escenario real.

AEST permite captar datos espaciales desde puntos diferentes navegando automáticamente entre distintos lugares. Combinando lo que es visible desde posiciones de observación cercanas, se registran superficies que habrían quedado escondidas (ocultas) desde una determinada posición. El sistema también detecta obstrucciones y calcula cuál es el mejor emplazamiento para la siguiente observación.

El observador puede seleccionar el punto desde el que observará el lugar con independencia de los puntos de lectura a partir de los cuales se ha construido el modelo tridimensional. Esta capacidad de construir modelos automáticamente a partir de estructuras reales ofrece una amplia gama de posibilidades en distintos sectores: inmobiliario, diseño, juegos y simuladores.

Información relacionada

Número de registro: 80815 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: TI, Telecomunicaciones