Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Monitorización de la radiación de altitudes elevadas

Desde las trágicas consecuencias de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki, la preocupación por las probabilidades de exposición a las radiaciones ionizantes ha aumentado dramáticamente. Un instituto de investigación ruso ha desarrollado cuatro métodos diferentes para monitorizar la radiación de la manera más fiable y exacta. Empleando medios aerospaciales, como globos, helicópteros o incluso satélites, la nueva técnica proporciona medios eficaces para detectar los riesgos de radiación medioambiental.
Monitorización de la radiación de altitudes elevadas
La exposición a la radiación depende de muchos factores, incluidas la cantidad de radiación recibida y la duración de la exposición. Dosis muy altas de radiación pueden matar las células y dañar los tejidos, y dar lugar a la aparición de cáncer y cataratas, e incluso causar lesiones del sistema nervioso central. Por otra parte, hay acuerdo general en que cualquier nivel de exposición a la radiación conlleva algún riesgo, sobre todo para los individuos expuestos durante largos periodos de tiempo.

Puesto que un nivel de radiación "seguro" es considerado un término muy relativo, las medidas de radioprotección para grandes grupos de población confían fuertemente en la monitorización exacta de la radiación. Estos métodos se basan en la absorción de los varios tipos de energía radiada o transmitida como rayos, ondas o partículas. Con una base similar, los nuevos métodos se han desarrollado de acuerdo con el registro de absorción de la radiación por hidrógeno atómico o por el radical hidroxilo (OH).

Más específicamente, se han desarrollado diferentes propuestas metodológicas incluyéndose una distancia pasiva para la monitorización de la radiación ambiental y una activa (absorbente) para el registro de vertidos radiactivos. Completan la propuesta un método para enmascarar la energía nuclear y un método de evaluación de la disposición de los depósitos de uranio y de otros minerales que contienen uranio. Los cuatro métodos ofrecen alta sensibilidad de vigilancia de niveles de radiación y son capaces de proporcionar resultados fiables y exactos.

Los métodos pueden llevarse a cabo fácilmente con la ayuda de técnicas y dispositivos aerospaciales, como globos, helicópteros, aviones y satélites. Pueden aplicarse con seguridad desde una distancia no menor de 25 kilómetros hasta el área bajo investigación. Mediante la monitorización continua y la advertencia oportuna sobre los niveles de radiación, pueden contribuir significativamente a la protección de los seres humanos y del medio ambiente frente a exposiciones peligrosas a la radiación.
Número de registro: 80854 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Medio ambiente
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba