Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Nuevos vehículos para los antígenos

La inmunidad es la capacidad de un organismo de reconocer y defenderse contra antígenos o patógenos específicos. IDM ha desarrollado un método de inmunización que usa micropartículas que llevan antígenos en su superficie e inducen la activación específica de las células pertinentes del sistema inmune.
Nuevos vehículos para los antígenos
El sistema inmune proporciona un sistema de defensa notable, que implica la producción de anticuerpos y la generación de linfocitos especializados contra antígenos específicos. Los antígenos son sustancias procedentes de un organismo patógeno o extraño que provocan una respuesta inmune, que lleva a la activación orquestada de millones de células de diferentes tipos y funciones en múltiples lugares del cuerpo. Cada antígeno puede tener varias partes pequeñas (epítopos), que son reconocidas por los diferentes anticuerpos con los cuales interactúan.

La respuesta inmune puede ser humoral (mediada por anticuerpos) o celular (mediada por células). La inmunidad humoral incluye a los anticuerpos, que son producidos por un subconjunto de linfocitos llamados células B, y constituye el mecanismo de defensa contra las bacterias y los virus que circulan libremente en los fluidos corporales, antes de que entren en las células. La inmunidad celular implica un conjunto especializado de linfocitos llamados células T que reconocen los antígenos extraños en la superficie de células, organismos o tejidos. Esta respuesta constituye la defensa contra las bacterias y virus que están dentro de las células del huésped y son inaccesibles a los anticuerpos.

Cuando se diseña un método de inmunización o vacuna es de importancia crucial determinar y conseguir la activación precisa de las células correspondientes. La especificidad de la respuesta inmune se optimiza mediante la utilización de un vehículo adecuado para transportar los antígenos. IDM ha desarrollado micropartículas de un polímero sintético que llevan en su superficie una o más proteínas. El enlace de la proteína es covalente de manera que se evita la liberación del antígeno en forma soluble. La orientación de la respuesta inmune (celular/humoral) se modifica ajustando la concentración y tamaño de la proteína en la superficie de la partícula.

El diámetro medio de las partículas oscila entre 0,25 y 1,5 micras, y lleva los antígenos asociados para ser presentados solamente a las células T induciendo su respuesta inmune. Las micropartículas pueden hacerse de polímeros biocompatibles, como los polímeros acrílicos, copolímeros de ácido láctico y ácido glicólico o polímeros de ácido láctico.
Número de registro: 80921 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Biología, Medicina
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba