Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Biomateriales humanizados

Una compañía francesa ha desarrollado un nuevo tipo de injerto, capaz de sustituir o reparar tejidos humanos como huesos o cartílagos. La colonización de biomateriales porosos con células autólogas proporciona características únicas a los injertos en términos de biocompatibilidad, durabilidad y adaptación al paciente.
Biomateriales humanizados
Los injertos se han usado ampliamente para reforzar o reemplazar tejidos humanos defectuosos como huesos y cartílagos. Para lograr la biocompatibilidad se recurre a todo tipo de procesos y materiales. Los injertos actualmente disponibles proporcionan un buen grado bueno de biocompatibilidad o promueven la regeneración tisular. Sin embargo, siempre existe el riesgo de rechazo o infección, sin olvidar que muchos de estos implantes necesitan ser reemplazados tras un período de 10 a 15 años.

Una compañía francesa ha inventado una manera pionera de producir materiales biocompatibles que incorporan células derivadas de los monocitos o macrófagos de los propios pacientes (autólogos), utilizando técnicas de biotecnología avanzadas. Según este proceso, las células autólogas correspondientes al tejido que se quiera sustituir o reparar se someten a un tratamiento especial y después colonizan los materiales porosos biocompatibles.

Los injertos resultantes tienen tres características muy importantes. En primer lugar, permiten una mejor interacción fisiológica entre la prótesis y el cuerpo celular del huésped. En segundo lugar, hacen que aumente la duración media de vida de la prótesis. Finalmente, debido a los factores de crecimiento secretados favorecen el crecimiento y renovación de las células y tejidos circundantes, así como la neovascularización y reconstrucción de los microcapilares sanguíneos alrededor del biomaterial implantado. El resultado final es la consecución de implantes biocompatibles humanizados que se hacen a medida para cada paciente individual.

Las propiedades únicas de estos injertos en términos de biocompatibilidad, durabilidad y adaptación al paciente hacen que resulten apropiados para satisfacer las necesidades en diferentes campos quirúrgicos, principalmente en ortopedia, prótesis dentales y cirugía maxilofacial, proporcionando mejores resultados médicos.

Información relacionada

Informe resumido

Número de registro: 80939 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Biología, Medicina