Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Compresión de datos de gran velocidad

Un nuevo sistema de compresión de datos tiene la capacidad de comprimir datos a no menos de 10 veces la capacidad de cualquier otro sistema de compresión actualmente disponible. Se alza así a la categoría de primer sistema de compresión de protocolo de Internet del mundo.
Compresión de datos de gran velocidad
Durante los años setenta se desarrollaron los métodos de compresión de datos, basados en el sistema de codificación Lempel-Ziv (LZ), que pasó a ser el más comúnmente usado. Actualmente el método LZ tiene muchas variaciones, pero ninguna puede competir con el sistema de compresión de datos desarrollado en Letonia.

Los sistemas de compresión de datos utilizan algoritmos mientras que los de codificación emplean un método sin análisis sintáctico. Este nuevo sistema simplifica este procedimiento mucho más y por ello es mucho más rápido; de hecho comprime corrientes de datos a una velocidad de 1 Gbit/segundo.

Debido a su extraordinaria rapidez de compresión de datos este sistema tiene también una tasa de compresión muy elevada, la aplicación de hardware que precisa es simple, es supersimétrico y requiere poca memoria. Para la versión de hardware tiene un tiempo de compresión/descompresión predecible y para la versión de software, un tiempo de compresión en el caso menos/más desfavorable.

Además de estos avances tecnológicos únicos, su consumo de energía es extremadamente bajo, no necesita chips avanzados, es adecuado para aparatos móviles y fijos, y a la larga resulta muy barato. Otras ventajas son compresión y aceleración simultáneas para dispositivos y redes de almacenamiento, y disponibilidad de miles de algoritmos diferentes para cualquier necesidad especial.

Los desarrolladores han utilizado ya este sistema para ordenadores de mano Palm OS y teléfonos inteligentes. Además, en el tercer trimestre de 2003 se publicará una biblioteca en lenguaje de descripción hardware VHDL para procesadores de compresión y otras aplicaciones de hardware.

La acelerada tecnología actual unida a la del mañana permitirá que este sistema sea más pequeño, más rápido y más barato. Será el espacio que atraviesen las tasas de compresión, entre las mentes de quienes soñaron sus ventajas y el campo de su materialización.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba