Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Utilización de virus para obtener cambios celulares efectivos

Aunque los adenovirus se han vuelto una herramienta sumamente importante para el desarrollo de vectores de transferencia genética, todavía quedan muchos problemas, como el de las inflamaciones inducidas. El dodecaedro, partícula recién desarrollada que consiste en proteínas de adenovirus, es un vector muy eficaz y seguro para la transducción de proteínas grandes en las células humanas.
Utilización de virus para obtener cambios celulares efectivos
Uno de los principales desafíos de los recientes avances científicos es la terapia génica que se basa ni más ni menos en cambiar las células con la ayuda de vectores. Se considera que los virus son herramientas muy útiles para la generación de transgénicos gracias a su minúsculo tamaño que los hace fáciles de manipular y transferir a genes críticos. Los adenovirus, que pertenecen a cualquier grupo de virus, incluidos aquéllos que en los humanos causan infecciones respiratorias superiores, son uno de los vectores de transferencia genética más importantes.

Los adenovirus muestran muchas ventajas sobre otros vectores normalmente usados, como por ejemplo una mayor capacidad de clonación e infección de una gran variedad de células. Por ser patógenos habituales en el ser humano, no causan enfermedades serias y, al contrario que la mayoría de los demás vectores, pueden ser insertados en células que no se dividen. Sin embargo, en muchos casos, pueden llegar a inducir inflamaciones y actuar como oncogenes, siendo por tanto responsables de la aparición de un tumor.

Para hacer frente a este problema, cabe la utilización como vector para la entrada celular de virus de un dodecaedro diminuto recientemente desarrollado que consta de proteínas de adenovirus. Empleado como vector de transferencia genética, es capaz de encontrar la célula diana apropiada y cambiar el metabolismo de la célula de la manera deseada sin causarle ningún efecto adverso. Comparado con el adenovirus la nueva partícula es igual de efectiva y más eficaz al administrar proteínas más grandes en el interior de las células humanas. Al mismo tiempo, es más segura siendo imposible la interferencia con la expresión normal del gen.

El dodecaedro se ha probado con éxito en células dendríticas humanas, como las que se encuentran en el bazo y los ganglios linfáticos. Los resultados han mostrado que esta novedad presenta un gran potencial para la transducción de antígenos - proteínas o péptidos - en el interior de las células dendríticas. Con ello se contribuirá significativamente al desarrollo de sistemas de administración de drogas para terapias génicas nuevas o para mejorar las actuales.

Información relacionada

Número de registro: 81030 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Biología, Medicina