Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Atacando las enfermedades dependientes del VIH

El virus de la inmunodeficiencia humana, o simplemente VIH, se ha descrito como la causa principal del sida, una de las enfermedades más amenazantes a nivel mundial. Con el objetivo de desarrollar un tratamiento eficaz, se ha sintetizado hace poco un nuevo compuesto anti-VIH muy prometedor que ha sido probado con buen resultado en un ambiente de laboratorio.
Atacando las enfermedades dependientes del VIH
Según las últimas estadísticas publicadas por la Organización Mundial de la Salud, 42 millones de personas viven con VIH/sida, de los cuales 38,6 millones son adultos. A pesar de los esfuerzos internacionales para controlar las medidas contra la enfermedad éstas siguen siendo ineficaces y sólo el año pasado se registraron cinco millones de nuevas infecciones con VIH. Se considera como una de las enfermedades más mortíferas a escala planetaria con un total de 3,1 millones de personas fallecidas por causas relacionadas con el VIH/sida durante ese período.

Con el objetivo de desarrollar medicamentos eficaces, los investigadores han sintetizado recientemente una familia de nuevos compuestos llamados 4-(ariltio)-piridinas-2(1H). Estos compuestos muestran propiedades únicas que incluyen alta especificidad al inhibir la retrotranscriptasa del VIH-1, ampliamente reconocido como la forma más frecuente del virus. La retrotranscriptasa del VIH-1 es la enzima responsable de la síntesis del ADN genómico a partir del ARN del virus. Por eso, cuando se descomponen estas sustancias, es posible detener la infección de células no infectadas del cuerpo y limitar de esta manera la extensión de la diseminación del virus.

Luchando contra esta enfermedad fatal, los científicos han intentado durante muchos años desarrollar terapias con medicamentos eficaces contra el VIH. Se encontró que estos novedosos compuestos, que se han ido probando biológicamente, acarreaban grandes reducciones de la actividad del virus VIH-1, incluso cuando era muy resistente a la neviparina normalmente utilizada. Así, estos nuevos compuestos dan prueba de un mayor potencial de aplicabilidad en el diseño de fármacos terapéuticos para el tratamiento de las enfermedades por VIH.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba