Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Sangre artificial procedente de la vida marina

La creciente preocupación por la seguridad de las transfusiones sanguíneas ha llevado a un cierto rechazo a donar y recibir sangre humana. Para superar este problema, se ha desarrollado un sustituto de la sangre extraído de los gusanos marinos, que podría utilizarse como repuesto para la hemoglobina humana o para la conservación de órganos.
Sangre artificial procedente de la vida marina
La sangre es un fluido esencial del cuerpo. Es responsable del transporte de oxígeno a los tejidos del cuerpo y de apartar los residuos como el dióxido de carbono. Por ello es esencial la transfusión de sangre en aquellos casos en los que una persona ha sufrido una pérdida sanguínea. Sin embargo, los recientes descubrimientos sobre el peligro de las enfermedades transmitidas por la sangre, sobre todo el VIH y la hepatitis, han producido pánico en la población. A pesar de los procedimientos de cribaje, todavía es posible que la sangre esté infectada, transmitiendo las enfermedades a otros pacientes. Debido a éste y a otros problemas de la transfusión de sangre humana, los sustitutos de ésta son de vital importancia.

Un sustituto de la sangre es un material que, cuando se introduzca en el cuerpo, será capaz de realizar todas las funciones de la sangre. Entre otras cosas debe ser capaz de transportar el oxígeno a los tejidos y llevarse el dióxido de carbono de los tejidos a los pulmones. No debe tener toxicidad y tiene que ser estable y libre de riesgo de infecciones, y estar disponible en cantidades grandes. Pues bien, un compuesto de tales características se ha aislado del anélido, o gusano marino, en forma de hemoglobina extracelular de gran peso molecular.

Las hemoglobinas extracelulares son moléculas gigantes con un alto peso molecular. En los anélidos desempeñan el mismo papel que la hemoglobina en los humanos, ligando oxígeno y liberándolo en los diferentes tejidos. Utilizándose la hemoglobina polimerizada de los anélidos se llevaron a cabo transfusiones sanguíneas en ratones, registrándose los primeros resultados positivos de tales transfusiones.

Se ha presentado una solicitud de patente para el proceso y se están realizando ejercicios adicionales de investigación y desarrollo. También se buscan acuerdos de licencia.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba