Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Cribado rápido de la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es uno de los trastornos más complicados que afectan al cerebro, siendo todavía la mayoría de sus múltiples aspectos un misterio sin resolver para los científicos. No obstante, las actividades de investigación siguen proporcionando un conocimiento cada vez mayor de la enfermedad y un diagnóstico más fidedigno y eficaz.
Cribado rápido de la enfermedad de Alzheimer
El nombre de esta enfermedad procede del médico alemán Alois Alzheimer, que fue el primer científico que la describió en 1906. Aunque fue considerada inicialmente como una rareza, las estadísticas brutas muestran que una de cada 10 personas de más de 65 años y casi la mitad de los que tienen más de 85 padecen la enfermedad de Alzheimer. Lo más trascendente es que la enfermedad de Alzheimer es una de las causas más importantes de demencia, término generalizado para muchos síntomas relacionados con la debilidad de la alacridad mental.

La biología de la enfermedad de Alzheimer implica la formación de estructuras anormales en el cerebro, como placas amiloides. Éstas son masas de fragmentos de proteína que aumentan fuera de las células y pueden reflejar deterioro del procesamiento de proteínas. Los estudios en curso de las vías bioquímicas y moleculares que regulan las secreciones de proteínas han demostrado, entre otras cosas, que interviene la activación de la proteína quinasa C (PKC). Ésta última es responsable de la regulación de la transformación, crecimiento, diferenciación, apoptosis (muerte celular) y expresión génica.

En este contexto, científicos del CNRS han desarrollado recientemente un método de diagnóstico eficaz basado en el estudio del estado de activación de la proteína quinasa C en las células rojas de la sangre. Empleando una sonda fluorescente se identifica el lugar catalítico de la PKC por medios no invasivos de la manera más económica y rápida. La técnica ha sido probada con éxito en una muestra de 35 pacientes con enfermedad de Alzheimer comparándola con las mediciones obtenidas en 35 personas sanas de un grupo control de edades similares.

El laboratorio está buscando colaboraciones para verificar la especificidad de las determinaciones para la enfermedad de Alzheimer frente a otras enfermedades neurodegenerativas, habiéndose ejecutado ya algunas pruebas en la enfermedad de Parkinson. Adicionalmente, interesa también la medición del valor predictivo de las determinaciones en pacientes mayores y en pacientes dementes bajo tratamiento. La técnica patentada puede dar lugar a la producción de un prototipo de equipo para tests clínicos mediante la optimización de las condiciones de las determinaciones con la finalidad de aumentar el número de pruebas rápidas en la práctica clínica.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba