Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Aislamiento térmico hidrosoluble para distintas aplicaciones comerciales.

Una empresa británica ha creado y patentado un material avanzado de aislamiento térmico que se puede adherir a casi cualquier superficie, se puede moldear y darle formas complejas y también se puede tornear para adaptarlo a las necesidades específicas del cliente.
Aislamiento térmico hidrosoluble para distintas aplicaciones comerciales.
También conocido como Barrikade, este material aislante está compuesto por partículas de vermiculita (silicato de magnesio- hierro y aluminio inorgánico) y un aglutinante de silicato sódico. El producto resultante es un material aislante térmico de poco peso que se puede añadir a las puertas contra incendios, los revestimientos aislantes electromecánicos, los aislantes de las cavidades en la pared etc.

El proceso de fabricación tiene dos fases. En la primera de ellas, se mezclan las partículas de vermiculita con aglutinante de silicato de distintos tipos y se extiende para curarse en un horno a unos 100 grados Celsius. En la segunda fase, se añade más aglutinante a la vermiculita que está sin cubrir y finalmente se moldea para conseguir la forma y el tamaño deseado.

Además, como se trata de un sistema basado en silicato, es decir, hidrosoluble, las propiedades de este producto aislante térmico se pueden reciclar. El producto se sumerge en agua hasta que se disuelve el aglutinante de silicato y se separan las partículas de vermiculita; éstas últimas se pueden secar y volver a utilizar.

Las propiedades ignífugas de Barrikade quedan patentes porque durante la exposición extrema al calor no emite gases tóxicos, por lo que este material es el adecuado para ir entre los componentes de las puertas contra incendios. Sólo en el mercado británico se fabrican unas quinientas mil puertas contra incendios al año.

Barrikade también se puede utilizar para recubrir vehículos militares, de forma que los cañones y los lanzamisiles sufran una menor exposición al calor y se reduzca así el enemigo a la adquisición objetivo. La lista de aplicaciones comerciales es inacabable, y el ultimo descubrimiento se ha producido en la industria automovilística, donde se usa para fabricar los conversores catalíticos.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba