Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Una técnica de fabricación que incrementa la fuerza del cemento y reduce los costes

El OPC tradicional (Cemento Portland Normal) necesita de dos a tres horas para asentarse. Sin embargo, una empresa alemana ha desarrollado un nuevo proceso de fabricación, denominado HEM (High Energy Milling o Fresado de Alta Energía), por el cual los tiempos de asentamiento se reducen a ¡dos o tres minutos!
Una técnica de fabricación que incrementa la fuerza del cemento y reduce los costes
Las técnicas actuales de fabricación de OPC son de cinética baja con procesos de molino de bolas, y tienen una PSD (distribución granulométrica) en la que el 90 por ciento de las partículas son de 50 mm. No obstante, el sistema propuesto constituye una ruta de proceso más rápida para la reducción del tamaño de las partículas de OPC, donde se ha pulido de forma mecánica a 2 y 9 mm respectivamente.

Cuando se reduce el tamaño de las partículas de cualquier compuesto, como el cemento u otro material, los lugares intersticiales (espacios entre partículas) también se reducen. Por tanto, son los sitios intersticiales los que hacen que un compuesto sea más fuerte o más débil; con la reducción del tamaño de las partículas del OPC, el cemento se vuelve más denso, lo que aumenta a su vez la resistencia del compuesto a la compresión.

El OPC se produce en todo el mundo y normalmente presenta una resistencia a la compresión de 40 mega pascales después de 28 días de tratamiento. Para aumentar la resistencia a la compresión, la compañía alemana aplicó el procedimiento ASTM C109 lo más fielmente posible, mientras producía una serie de pastas aglutinantes.

Los resultados obtenidos demostraron que existen un incremento sustancial de la resistencia a la compresión comparado con la OPC. Como muestra, se obtuvieron magnitudes de comprensión de 320kg/cm cuadrados e primer día, y de 1100 kg/cm cuadrados 28 días después.

Todo esto es la consecuencia de HEM y de la capacidad para hacer funcionar este proceso de forma continua, con un sistema integrado de clasificación/separación de polvo. Los tiempos de procesado del cemento se reducen a entre uno y tres minutos. El proceso HEM demuestra también que la temperatura de cocción de 1150 grados Celsius también se puede reducir drásticamente, y rebajar por tanto los futuros costes de fabricación.
Número de registro: 81504 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Tecnologías industriales