Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Sistema de alcantarillado para el control de la contaminación causada por las tormentas

Dado el gran volumen agua de lluvia y el volumen de contaminantes que puede transportar la misma, es evidente la necesidad de contar con sistemas de agua de lluvia más efectivos.
Sistema de alcantarillado para el control de la contaminación causada por las tormentas
Un sistema efectivo de agua de tormentas colecta normalmente los residuos de agua y los transporta al centro de tratamiento. A largo plazo, la efectividad de esos sistemas depende de las condiciones de las tuberías de transporte, el volumen y la clase de desechos y la cantidad de agua recibida en un tiempo determinado. Además, la mayoría de estos sistemas no están lo suficientemente bien protegidos para evitar la entrada de contaminantes o sustancias químicas peligrosas y se puede obstruir fácilmente por los desechos.

Aunque ya existen muchos sistemas efectivos, la tecnología desarrollada aquí ofrece una solución integral que difiere en un aspecto fundamental; tratamiento subterráneo, en el propio lugar. Esto quiere decir sencillamente que el agua de las alcantarillas se puede tratar en el lugar en que se recoge, usando la sedimentación, adsorción y precipitación química para depurar el agua.

La innovación alemana permite eliminar de forma efectiva todas las formas de nutrimientos y contaminantes, como metales pesados e hidrocarburos. Estas sustancias quedan retenidas en una cámara de sedimentación que constituye parte de los aspectos innovadores de la tecnología. La cámara subterránea, construida con cemento, presenta varias novedades atractivas. Una de ellas es un pozo de control de la contaminación especialmente fabricado, denominado HydroControl. Ahí es donde se produce el proceso de la depuración. Con ayuda de los separadores hidrodinámicos y los filtros de cemento puro cargados verticalmente (HydroFilters), el agua se depura antes de verterla a las principales vías fluviales.

Otra característica atractiva es el uso de tuberías de cemento y no de plástico. El cemento tiende de forma natural a amortiguar los niveles de pH del agua, que de otra manera se mantendría ácida. El cemento también permite utilizar grandes tuberías, con una capacidad de almacenamiento lógicamente superior. Así mismo, las tuberías pueden ser semiporosas, actuando por tanto como filtros en sí mismas.

El desarrollo es rentable, porque sigue siendo una tecnología de gama baja, que presenta un impacto mínimo en el uso del suelo y trata una carga mayor de contaminantes. Por esta razón, tiene un largo camino por delante para mejorar los residuos industriales y particulares y contribuir a respaldar los sistemas de depuración de agua que son utilizados en exceso. No es difícil observar que estas alcantarillas de agua son producto de una provechosa tormenta de ideas.
Número de registro: 81542 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Medio ambiente