Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un nuevo microdispensador de nanochorros que surte con una precisión de micropunto

Entre las distintas utilidades que tienen los microdispensadores, está la de usarla para el análisis de sustancias bioquímicas en el cuerpo humano. En ese sentido, es necesario que tengan una velocidad y una precisión excelente. Un nuevo descubrimiento alemán ofrece ahora un microdispensador de nanochorros con una precisión de volúmenes mejorada, entre 1nl y 1.000nl.
Un nuevo microdispensador de nanochorros que surte con una precisión de micropunto
Dada la magnitud del volumen de pruebas que deben realizar la mayoría de los laboratorios casi a diario, la velocidad resulta fundamental. A pesar de esto, la precisión y la validez de los ensayos no se puede poner en peligro, porque tener que repetir los procedimientos supondría más tiempo y más gastos. Por tanto, la velocidad y la fiabilidad siguen siendo fundamentales, y es preciso que el equipo de laboratorio supere los niveles de ambos.

Para ello, el nuevo microdispensador de nanochorro se basa en un desplazamiento mecánico de los líquidos a alta velocidad (y definido) desde la cámara de dosificación. La construcción del microdispensador incluye un chip de silicio con una cámara de dosificación adherida mediante un diafragma flexible. La cámara de dosificación está conectada al depósito y a la boquilla por una serie de canales capilares. Son las fuerzas capilares las que otorgan al chip su capacidad de auto-imprimación, y el escape o la fuga de los líquidos se evita mediante la tensión superficial del propio líquido.

Muchos microdispensadores dependen de la temperatura y de las propiedades de los líquidos para poder dispensar unos volúmenes adecuados. Este invento alemán no depende de ninguna de las dos cosas, y ofrece además la capacidad de cambiar inmediatamente las dosis, así como una variedad de diferentes líquidos sin que exista contacto entre ellos. Gran parte del proceso, desde dispensar el líquido hasta rellenar los depósitos, se basa en simples fuerzas o procesos mecánicos. Por ejemplo, la cámara de dosificación se rellena mediante la liberación lenta del diafragma, que a su vez está controlado por el actuador piezoeléctrico, dirigido por fuerzas elásticas.

Ya se ha desarrollado un modelo prototipo de nanochorro, capaz de dispensar dosis de líquidos de entre 10 y 250nl. Los desarrolladores buscan ahora acuerdos de licencia y comercialización con partes interesadas y ofrecen el prototipo para demostraciones.
Número de registro: 81593 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Biología, Medicina