Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Desarrollo de nuevas variedades vegetales resistentes a la enfermedad

El síndrome de la hoja rizada amarilla de tomate puede estar provocado por distintas variedades de geminivirus. Aunque existen variedades resistentes a esta enfermedad, se ha demostrado que resulta caro y lleva mucho tiempo investigarlas.
Desarrollo de nuevas variedades vegetales resistentes a la enfermedad
Se prevé que un nuevo método pueda mejorar los procesos actuales de revisión de variedades vegetales resistentes a infecciones víricas. El grupo que está detrás de esta nueva propuesta ha aislado varios clones infecciosos de virus, a partir de los cuales ha conseguido producir procesos de revisión controlada.

De acuerdo con los protocolos del método, se inocula una serie de plantas con distintas clases de clones infecciosos y se realiza un seguimiento para detectar señales de infección vírica y de la evolución de la enfermedad. Este método puede ayudar a aislar variedades vegetales resistentes a los patógenos víricos de una forma rentable. El proceso de evaluación que han desarrollado puede ayudar además a comprender la implicación genética en la resistencia al síndrome de la hoja rizada amarilla del tomate.

El desarrollo de clones víricos infecciosos y su distinta agresividad es el resultado del amplio conocimiento del grupo sobre la biología molecular y genética de los geminivirus. La disponibilidad de estos clones garantiza la producción constante de los inóculos víricos necesarios para la continuidad en los procesos de investigación orientados a detectar la resistencia al síndrome de la hoja rizada amarilla del tomate.

Se prevé que el ahorro de costes y tiempo asociado a este método lo hagan atractivo para algunas empresas de semillas/agricultura partidarias de invertir más en métodos de producción de variedades de plantas de tomate resistentes a la enfermedad. Se puede adoptar una aproximación similar con otras plantas amenazadas por el mismo virus patógeno.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba