Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Métodos innovadores para combatir la celulitis

La larga lucha contra la celulitis puede haber finalizado. Una PYME francesa ha diseñado unos instrumentos innovadores de obtención de imágenes y métodos para identificar y tratar la celulitis.
Métodos innovadores para combatir la celulitis
Celulitis es el término utilizado para referirse a las células de grasa estiradas bajo la superficie de la piel que dan a la misma un aspecto irregular. Las mujeres son más propensas a sufrir celulitis, que normalmente se produce en la zona de la cadera y del muslo. Al contrario de lo que cabría esperar, el ejercicio no sirve para reducir esas bolsas que se crean bajo la superficie de la piel. Además del ejercicio físico, actualmente existen muchos otros métodos para tratar de luchar contra este defecto cosmético. Algunos de estos métodos consisten en utilizar cremas, vendas, cepillos, accesorios y cirugía de liposucción.

Como no existe una cura milagrosa para combatir la celulitis, la combinación de diferentes métodos quizá sea el medio más eficaz de obtener unos resultados efectivos duraderos. La forma más segura de hacer esto es adaptar primeramente el método a las necesidades del cliente. En segundo lugar, es importante aplicar una acción dual, es decir, atacar y sacar la celulitis de la zona problemática. Por eso, la empresa francesa ha diseñado una serie de herramientas y métodos que funcionan basándose en un primer diagnóstico que puede detectar la masa corporal, la masa muscular, el estado de la celulitis, etc.

Las herramientas se basan en una tecnología patentada de equipo de obtención de imágenes, y consisten en una cabeza sensora que mide la grasa, una unidad electrónica y un ordenador completo con tarjeta de adquisición de datos, una unidad de control mecanizada y una pantalla plana. Con estas herramientas se puede detectar la ubicación de la fuente y la dispersión de la grasa mediante la codificación del color, y se puede trazar el mapa de la imagen para su control.

La tecnología se puede usar en colaboración con organizaciones de investigación científica, por lo que se puede garantizar la calidad y la experiencia. Además, los ultrasonidos de frecuencia baja que se utilizan tienen la ventaja de suponer unos costes de fabricación bajos. Dado que el equipo no es complicado y se puede implementar de forma rápida y sencilla en los centros sanitarios, no pasará mucho tiempo antes de que los clientes vean por fin los resultados que estaban esperando.
Número de registro: 82016 / Última actualización el: 2005-09-18
Dominio: Biología, Medicina
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba