Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Sentarse de forma cómoda en el trabajo

Se ha diseñado una nueva silla de oficina que permite cambiar de postura de forma natural durante las largas horas sentado sin sufrir dolores de espalda y de muñecas.
Sentarse de forma cómoda en el trabajo
La mejor manera de evitar el dolor de espalda como consecuencia de pasar muchas horas en una silla de oficina es cambiar continuamente de postura. El problema es que cuando una persona se reclina en una silla, las manos también se alejan del teclado y del ratón naturalmente, lo que conlleva una tensión adicional. Por eso, la mejor solución para mover la espalda y conservar al mismo tiempo los elementos al alcance de la mano es tener una silla que se mueva hacia adelante.

Tener el asiento ligeramente adelantado y proporcional al ángulo de la espalda ayuda a mantener las manos en más o menos la misma posición y evita una tensión innecesaria. Esto se consigue añadiendo simplemente una pata extensible a la silla, que se coloca entre los pies del usuario y ayuda a mantener la base de la silla sin girar. Cuando el usuario cambia de postura a una posición de espalda vertical, se retira hacia atrás rodando y el asiento vuelve automáticamente a la posición normal. Esto también ayuda a evitar que la silla se caiga. Además, se ha diseñado un nuevo reposapiés con altura regulable para descansar los pies y patas ajustables que puede complementar bien la silla.

Si estos accesorios de oficina se introdujeran en el lugar de trabajo, las empresas podrían ayudar a promover la salud de la columna vertebral y reducir la tensión de la espalda, haciendo que el trabajo diario resulte más agradable.

Información relacionada

Informe resumido

Número de registro: 82232 / Última actualización el: 2005-11-28
Dominio: Tecnologías industriales