Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo - CORDIS

Un lenguaje de consulta para apoyar el análisis de los datos espaciales

Para resolver la complejidad inherente de los sistemas de información geográfica (GIS), una empresa italiana ha desarrollado un lenguaje de consulta potente y al mismo tiempo fácil de utilizar. Es potente porque debe recuperar información de una compleja base de datos que rastrea las diferentes relaciones dentro de esta representación de la realidad. Y fácil de utilizar porque el acceso a la información almacenada no debería estar limitado a un grupo restringido de usuarios hábiles.
Un lenguaje de consulta para apoyar el análisis de los datos espaciales
Hasta ahora, los paquetes de software GIS eran creados por expertos para expertos; por eso los lenguajes propuestos son muy técnicos y están dirigidos solamente a un sistema determinado. El resultado es una mayor complejidad para que las personas que no son especialistas en informática realicen consultas. Con el fin de conseguir esta facilidad de uso que no existía, una empresa italiana ha propuesto un lenguaje de consulta pictórica (PQL)y.

La información geográfica, intrínsecamente espacial, podría representarse con un espacio bidimensional. Esto permitió formular cada consulta geográfica a través de objetos gráficos simbólicos (SGO), que se representan mediante puntos, polilíneas y polígonos. Estos objetos ofrecieron instancias genéricas de clases geográficas almacenadas en la base de datos de la GIS.

Gracias al lenguaje de consulta pictórica propuesto, las consultas se expresan mediante operaciones sencillas pictóricas. De hecho, el lenguaje permite al usuario: dibujar todas las características relacionadas con la consulta; definir los límites en los atributos de cada característica; y señalar el objetivo de la consulta. Una de las principales ventajas de esta propuesta frente a las tradicionales es que el usuario no necesita aprender la sintaxis y la semántica del lenguaje de consulta para formular una consulta al sistema.

La primera versión del software se ha desarrollado en colaboración con el Instituto de Investigación italiano, que aportó la ayuda científica y técnica necesaria. Ha heredado el formato de datos y gran parte de la funcionalidad de los productos estándar de ESRI.

Organizaciones públicas y privadas pueden usar este sistema para gestionar de un modo eficiente grandes cantidades de datos geográficos para aplicaciones tales como la navegación y conducción de vehículos, el marketing geográfico y muchas otras aplicaciones urbanas y rurales. Además, los desarrolladores desean prestar servicios de asesoría y asistencia técnica a posibles socios con el fin de adaptar su nuevo producto a las necesidades de otros sectores.
Síganos en: RSS Facebook Twitter YouTube Gestionado por la Oficina de Publicaciones de la UE Arriba